Advertisements
A paso mudá, Opinión

Los niños hebreos

Sin darnos cuenta, ya ha llegado la semana que tanto llevamos esperando y para la que todos los cofrades trabajamos durante todo el año. Porque, de verdad, ¿a quién no se le siguen poniendo los pelos de punta cuando ven al Señor de la borriquita saliendo por la puerta? ¿Y cuando vemos a los más pequeños, con caras de ilusión saliendo portando palmas y olivos?

Sin duda alguna, el Domingo de Ramos es un día especial en la Semana Santa, ya que es el más esperado por todos, es el día de la alegría, donde, incluso los que no crean en Dios y en esta semana, pero salga a ver los pasos porque es cultura, estoy seguro que también tiene ese cosquilleo.

Ya no es el hecho de ver un paso en la calle con el Señor o con la Virgen, es ver la cara de alegría de la gente, de los niños y del buen ambiente que todo esto crea. Y claro está que los demás días no son menos importantes, pero como el Domingo de Ramos, no hay ningún día.

Solo me queda desear una buena Semana Santa a todo el mundo, a las hermandades y cofradías, a los costaleros y costaleras, y a las diferentes bandas que ponen el son a las diferentes procesiones. Esperemos que el tiempo nos respete y disfrutemos todos.

Advertisements

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para más información. ACEPTAR
Aviso de cookies