Advertisements
El Capirote, Opinión, Sevilla

Plagios

Uno de los grandes avances de las nuevas tecnologías es la democratización de los medios. Uno puede abrir un blog sobre la temática que quiera y mostrar sus opiniones o preferencias, de modo que también se hace más accesible la información. Pero también las malas artes campan a sus anchas por la web. El plagio, desgraciadamente, está más presente que nunca. No son pocos los blogs que claman contra ello ofreciendo todo tipo de datos y que muestran su disgusto contra otros medios que han utilizado su información y luego ni si quiera han citado la bitácora que ha ofrecido este tipo de datos. Como en la vida misma, el pez grande acaba comiéndose al pequeño, pues pocos conocen un blog pero muchos las páginas más visitadas del universo cofradiero.

Puede pasar por alto que las informaciones que nos lleguen sean las mismas, porque el mundo cofradiero es tan amplio que las fuentes con las que contamos son inagotables. Incluso artículos de corte histórico, de los que hay cientos por las páginas webs, pueden tener similitudes dada la trascendencia de los mismos.

También sucede que gran parte de quienes escriben sus artículos no son periodistas y no conocen que la falta de ética al copiar es poco menos que un atentado contra la profesionalidad. No han pisado nunca una facultad de comunicación, pero tampoco es algo a lo que pueda ponerse remedio desde abajo, porque no pocos son los espacios que cuentan con profesionales ajenos al periodismo en sus filas, desde televisión, prensa, radio… por tanto, internet no iba a ser menos.

Además nos encontramos con los que plagian y son, incluso, capaces de no citar la fuente que han tomado como referencia. Podría parecer habitual en medios poco conocidos, pero ya que un periodista que cobra por ejercer su profesión, trabajando en un medio reconocido, no sea capaz de tomar su coche o el autobús y acercarse a conocer más sobre un tema en concreto o hacer una llamada… Es ya para echarse a reír.

Como deseo de este año, podrían al menos replantearse sus actitudes, su modo de trabajar, o a qué dedicarse si no son capaces de sacar adelante una información o exponer un tema medianamente con coherencia y actitud. Igual se sentirían, personalmente, más realizados. Quién sabe.

Advertisements

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para más información. ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: