Advertisements
La bambalina, 💙 Opinión

Privilegiados no, gracias

Yo mismo allá por Julio escribía sobre las soluciones que habría que plantear para la celebración de la próxima Semana Santa, mismamente decía para controlar el mayor «handicap» que tenemos, el del público, la solución sería, aunque no contente a todos, aforar las calles.

Pero pensándolo bien yo también soy de la opinión de que las imágenes son del pueblo, que no se pueden sacar para unos cuántos, ¿Cómo vamos a decirle a alguien usted no puede ver a su Cristo o a su Virgen en la calle? Que sí, que estamos todos deseando ver un paso en la calle, pero prefiero esperar a que podamos salir como siempre, aunque de momento aún no hemos escuchado ninguna buena propuesta, pero dudo bastante que ideen alguna que contente a todos.

También decía en ese artículo que hay gente que vive de esto, escultores, bordadores, cererías, floristerías…, y por ellos realmente, más que por los devotos y hermanos que disfrutamos de todo en la calle, es por los que habría que pensar en algo, por no hablar de la economía en general que mueve este gran evento.

La situación es bastante difícil, pero yo reconsiderando mis anteriores palabras, prefiero armarme de paciencia, seguir acudiendo a las iglesias, a los cultos de mis hermandades, que ahora es cuándo tenemos que potenciar esto, rezar, tener Fe y soñar con la normalidad en un futuro. No seamos sólo cofrades desde el Viernes de Dolores al Domingo de Resurrección, acudamos más a la Iglesia y calmaremos un poco nuestra sed, que es ahora cuándo más fuerte tenemos que estar, que esto no lo derrumba nadie. Y vuelvo a repetir que por lo que ahora hay darle vueltas a la cabeza es en cómo ayudar a los gremios que se quedarían casi en la ruina si un año más no tienen trabajo, gracias a las hermandades.

Advertisements

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup