Cruce de gallardetes, Opinión

Que es un congreso señores ¡un congreso!

Querido lector de cruce de gallardetes:

Permíteme que esta semana cruce los límites de mi diócesis del Santo Reino y me centre en la capital hispalense, pues que quieres que te diga, hay cosas o mejor dicho, hay gente, que me pone la sangre a mil.

No es una declaración de amor, puedes estar tranquilo, es algo que me preocupa y bastante. Bien sabemos, que Monseñor José Ángel Saiz, anunció hace unos días, la convocatoria del II Congreso Internacional de Hermandades y Religiosidad Popular, que se celebrará en Sevilla del 9 al 12 de octubre de 2024, una noticia celebrada por la muchos sectores del mundo religioso y cofrade a la cual me uno.

Los pilares de nuestras corporaciones: caridad, cultos y formación. Se nos abre la boca al hablar de formación: tenemos que formar a los hermanos, es necesaria la formación, hay que incidir en la misma y decenas de frases de este tipo que todos escuchamos en nuestras Cofradías y Hermandades y que son ciertas. Queremos formación, pues aquí Monseñor, con buen criterio, convoca un congreso internacional ni más ni menos, de Hermandades y Religiosidad ¡un aplauso por ello!

Según la RAE, un congreso es: conferencia generalmente periódica en que los miembros de una asociación, cuerpo, organismo, profesión, etc., se reúnen para debatir cuestiones previamente fijadas. ¿Creo que está claro? Un espacio para escuchar ponentes de primer orden, debatir sobre las realidades que nos afectan, formarnos sobre determinados temas…..

Te estarás entonces preguntando porque tengo la sangre a mil revoluciones ¿no? Pues muy fácil, mientras que un sector aplaude esta oportunidad, algunos medios de comunicación cofrades, en sus redes sociales, invitaban a los usuarios a que hicieran sugerencias sobre que evento extraordinario debería de celebrar Sevilla con tal motivo ¿Te podrás imaginar las respuestas, no? Bien sabes que cada uno libre de opinar lo que considere ¡faltaría más! Pero es que las respuestas, no dejaban indiferentes: magnas, extraordinarias, música, palios y en definitiva, santos a la calle sin límites ¿Pero chavales, sabéis lo que os traéis entre manos? ¡Que es un congreso! ¡Si! ¡Un congreso! Vamos a tener las ideas claras y vamos a redimensionar las cosas. Aprovechemos este congreso cuando llegue el momento y dejémonos las magnas y extraordinarias para otro contexto, pues lo que no podemos, es buscas una excusa, para salir a la calle, importándonos tres pimientos lo que verdaderamente importa y nos convoca.