Advertisements
En mi Huerto de los olivos, Opinión

Qué poca humildad tenemos

Hoy es de esos días en los que uno no tiene muchas ganas de escribir. Estoy cansado de tanta mentira, de tanta falsedad, de tanta echar la culpa a los demás y de no reconocer que tenemos la culpa cada uno, sino los demás. Cansado de la gente que echa balones fuera sin importar el daño que puedan ocasionar. De los que hablan por los rincones, y les da igual el rincón, que se ponen a hablar de unos y otros por la paja que tienen en el ojo ajeno. Cansado de escuchar que ese tipo de “gente” están cansados de que hablen de ellos, pero y ustedes, ¿por qué siguen hablando de los demás? Se vieron la viga en su ojo. Pues tan fácil como mirarse en su interior.

Me daba una lección, una de mis habitas, que me decía, papá no les des importancia porque sus argumentos y sus vidas son tan pobres y tristes, que su único consuelo es preocuparse de la vida de los demás. Y lleva toda la razón del mundo. Seguid hablando de unos y otros. Seguid. Ya mismo os llegará vuestro justiciero y os pondrá en vuestro sitio. No os preocupéis, si os va a llegar. Tenéis que vivir en vuestra mentira para haceros notar, porque si no, no os escucharía nadie. Tenéis que llamar la atención de alguna manera, os da igual de qué forma, porque vivís en una realidad paralela.

Os voy a dar un consejo, si lo aceptáis, lo mismo os va mejor la vida, vivir vuestra vida mejor de lo que la vivís. No vayas a pensar que rebajarte, es caer bajo, no lo creo, siendo un poco más humilde demostrarías tu grandeza. Los egos hay que tenerlos para ser mejor para cada uno, no para los demás. Te verán como un tonto contemporáneo, aburrido y amargado. Seguramente seréis más felices. Y la de los demás dejadla, que a cada uno le irá como le tenga que ir. Buscar en vuestro interior y buscar un poco de humildad, que os hace falta. No voy a deciros más, pero por favor la mía y la de mi familia, dejadla tranquila. Que yo, por educación, valores y vergüenza no me meto en tu vida. Y tengo que decirte que motivos para hacerlo tengo, pero tengo más clase y categoría que tú. La humildad debería de ser de lo primero que cogieras todas las mañanas.

Lo siento y perdónenme pero estoy hoy un poco cabreado. Yo voy a ser feliz y lo voy a extrapolar, si les molesta, échense a un lado que en mi camino, personas como ustedes no me interesan. Son tóxicas y dañinas.

Advertisements

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para más información. ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: