Córdoba, 💜 De Cerca

Rafael Dorado: «Me parecería perfecto, una vez nos recuperemos, sacar a San Rafael y darle las gracias como Custodio perpetuo de nuestra ciudad»

«Nuestra mayor ilusión era hacer Estación de Penitencia a la Santa Iglesia Catedral y tendremos que esperar al año que viene»

Inmersos como nos hallamos en una crisis sanitaria sin precedentes este viernes llegaba como un aldabonazo un comunicado emitido por la Congregación del Culto Divino, que contiene instrucciones sobre los cultos próximos a celebrar por parte de la Iglesia, y que contempla la posibilidad de que las procesiones de Semana Santa pueden celebrarse los próximos 14 y 15 de septiembre, dejando la decisión en manos de cada obispo diocesano.

Unas directrices que el Obispado de Córdoba ha acogido «favorablemente» y estudiará de qué modo se podría aplicar en el «caso particular» de la Diócesis cordobesa, si bien ha precisado, «sobre la fecha de la Pascua», que la misma es el «corazón del año litúrgico, no es una fiesta como las demás», pues, «celebrada durante tres días, el Triduo Pascual, precedida por la Cuaresma y coronada por Pentecostés, no puede ser trasladada».

Al respecto, Gente de Paz ha contactado con algunos responsables de varias hermandades cordobesas en aras de testar su opinión. Es el caso de Rafael Dorado, hermano mayor de la Conversión, probablemente la corporación que con mayor frustración haya podido vivir la suspensión de las procesiones de Semana Santa toda vez que el próximo Viernes Santo hubiese supuesto la primera presencia de la cofradía de Electromecánicas en la Santa Iglesia Catedral para realizar estación de penitencia ante el Santísimo Sacramento del Altar.

Cuestionado sobre el particular, Dorado ha manifestado que «en este momento no veo una magna, ni una procesión con todas las imágenes», si bien ha declarado que «me parecería perfecto, una vez nos recuperemos, sacar a San Rafael y darle las gracias como Custodio perpetuo de nuestra ciudad». El hermano mayor ha explicado que estas difíciles semanas se están viviendo en el seno de la hermandad «con gran responsabilidad y serenidad, después de un año cargado de momentos únicos vividos en el seno de nuestra Hermandad». Dorado ha subrayado que «nuestra mayor ilusión era hacer Estación de Penitencia a la Santa Iglesia Catedral y tendremos que esperar al año que viene».

Adicionalmente, el máximo responsable de la corporación ha puesto en valor estar «viviendo una Cuaresma diferente y la Semana Santa será de otra manera a como la solemos vivir los cofrades, pero no por ello con menos sentimiento», destacando que «seguiremos trabajando como hasta ahora». «Por suerte -ha añadido- ya habíamos celebrado el Quinario y sólo tendremos que suspender, aparte de la procesión, el besapiés». «Durante la Cuaresma le hemos pedido a los hermanos que se unan todos los días en el rezo del Santo Rosario y que, en unión con nuestro consiliario, eleven sus oraciones diarias por todos los que están sufriendo esta pandemia», ha concluido.

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup