Cruce de gallardetes, Opinión

Rituales de Cuaresma II: anuarios y boletines

Con la llegada del tiempo litúrgico de cuaresma, nuestras Cofradías y Hermandades, editan nuevamente sus anuarios y boletines. Bien es cierto, que a lo largo del año, nuestras corporaciones utilizan diferentes herramientas de comunicación para estar en contacto con sus hermanos, pero los anuarios, tienen un peso específico, pues se llenan de imágenes para el recuerdo y artículos de interés.

Cabe destacar, el enorme esfuerzo que llevan a cabo las Cofradías para que los mismos vean la luz. En primer lugar, el esfuerzo económico, puesto que estas publicaciones tienen un coste elevado, siendo necesaria muchas veces, la ayuda de diferentes firmas económicas para costear el mismo. Y también, destacar el esfuerzo, en este caso humano, que llevan a cabo los directivos por llevar a buen puerto los mismos.

Duro trabajo el de nuestros directivos por elegir fotografías, temática, portada, diseño, buscar articulistas y sobre todo, que lleguen los artículos en el plazo estimado, siendo un ritual, que los mismos lleguen tarde o que se tenga que estar detrás de los autores de manera reiterada ¿Y tú articulo para cuándo?

Pero a mí, lo que más me gusta, es el compañerismo entre cofrades, pues no solo reúne uno los boletines de sus Cofradías, sino que los hermanos y amigos de otras corporaciones, hacen llegar sus anuarios, compartiendo así los mismos en un signo fraterno ¡y claro! ¿Qué hacer en las noches de Cuaresma? Pues leer boletines, recrearse en su contenido, soñar agarrados a sus páginas y conocer más las Cofradías y Hermandades de nuestro entorno.

Para mí, uno de los rituales de la Cuaresma, es la llegada a casa de los anuarios y boletines, de amontonarlos encima de la mesa, de leerlos y repasarlo, de recrearme en sus fotografías y de sentir con ellos, la llegada de la Semana Santa.