Sevilla, ⭐ Portada, 📷 Galerias

Rosario de San Julián y las Nieves de Santa María la Blanca cerraron un intenso fin de semana

Las corporaciones letíficas recorrieron las calles de la capital

A las 18:30 horas el público se agolpaba en San Julián. Igual sucedía por el barrio de Santa Cruz, donde en Santa María la Blanca asomaba el cortejo. Tras un sábado donde el Gran Poder acudió a la parroquia de la Blanca Paloma y la Virgen del Rosario de las Aguas realizó su procesión anual, el domingo fue el turno de la Virgen del Rosario y Nuestra Señora de las Nieves.

La primera de ellas asomaba a su barrio a las 18:45, buscando la plaza del Pumarejo. Allí sonó «Rosario Macareno», interpretada por la Banda del Maestro Dueñas. Abriendo el cortejo se encontraba la banda del Sol. Cuando dos horas más tarde llegaba a San Lorenzo era «Coronación» la marcha escogida. Uno de los momentos más especiales se vivió cuando el paso se adentró por los callejones de San Julián, a pocos metros de que hiciera su entrada en la parroquia. Arropada por sus vecinos caminó a los sones de «Soledad jerezana» o «Coronación de la Macarena» entre otras. Y al filo de las 23:00 horas, la procesión terminaba con la entrada de la Virgen del Rosario en San Julián.

Por su parte en la judería los fieles se concentraban en torno a Santa María la Blanca, que también inició su procesión en torno a las 18:30 horas. Transitó buscando la Iglesia del Señor San José siendo interpretada «Candelaria» por la Banda del Maestro Tejera. Después subió la cuesta de Madre de Dios buscando la calle Mateos Gago, descendiendo hasta llegar a la plaza Virgen de los Reyes, donde se realizó una ofrenda a la patrona de la ciudad y al monumento de San Juan Pablo II.

Caía la noche y quedaban instantáneas para la memoria. La Virgen de las Nieves con la catedral al fondo, momento aprovechado por los cofrades para inmortalizar la belleza efímera del momento. El paso avanzaba y los nardos se derramaban en Romero Murube. Después, una petalada en Rodrigo Caro levantaba los aplausos de los asistentes. Nuevamente discurría por Mateos Gago, Fabiola y Ximénez de Enciso. Asomaba la Virgen de las Nieves a Santa María la Blanca. La Puerta de la Carne, era un ir y venir de maletas y los turistas se acercaban para contemplar sevillanía en estado puro. A las 22:16 la Virgen se adentraba en el interior de su sede canónica.

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup