El viejo costal, 💙 Opinión

Santiago y cierra… la puerta

Desde 1960 por decreto del papa Urbano VIII es el Apóstol Santiago, conocido por el Mayor, el único Patrón de España. Santiago fue martirizado y decapitado en la lejana Jerusalén, trasladado el cadáver por sus discípulos, y enterrado en el lugar que en la actualidad ocupa la actual catedral, donde descansan sus restos.

Escribiendo estas líneas en el día en que se celebra su día y patronazgo, no puedo menos que recordar el famoso lema “Santiago y cierra, España” y a pesar de que el significado de “cierra” en este lema de batalla, no coincide con el significado actual, ya que se refería a cerrar las escuadras sobre el enemigo, es decir acortar la distancias y entablar combate, y es lo que ahora se me viene a la cabeza, en su día, “Santiago y cierra…”.

Ya hemos comprobado como la justicia con paso lento, pero firme, segura de sí misma ha determinado que se ha de retornar la celosía de la segunda puerta de la Mezquita – Catedral de Córdoba, y no nos cabe más remedio que acatar esta sentencia, como no podía ser de otra forma, y en este caso no voy a manifestar que estoy en desacuerdo, y a pesar de las criticas que me van a llover voy a intentar explicar mi acuerdo con la misma.

Cuando las cosas se hacen por motivos políticos, por demostrar la cuantía de un grupo frente a otro, por prepotencia, por demostrar la capacidad de convocatoria y la fuerza que se tiene es cuando suelen pasar estas cosas, ya que la premura en el tiempo es de vital importancia para evitar que un movimiento del contrario lleve a anular la acción iniciada, esto conlleva a realizar las acciones de forma precipitada, sin los necesarios tiempos para cumplimentar todos y cada uno de los requisitos de nuestras acciones, y creo que es esto lo que ha llevado al actual momento y situación.

Las prisas por imponer una carrera oficial nueva a nuestra Semana Santa, las prisas por facilitar el acceso al interior del templo, la aceleración de todas las acciones son aquellos lodos que hoy nos traen estos fangos, y así nos encontramos, pendiente de tener que retornar la celosía a su lugar, entiendo y espero que la misma ha de estar guardada en cualquier almacén, pendiente de su viaje de retorno a su lugar de permanencia.

Ahora, no se lo que se puede hacer, mi conocimientos jurídicos son totalmente nulos, no se si existe alguna posibilidad de apelación o de elevar la misma a otro tribunal superior, o sencillamente el camino ha finalizado aquí, sin más. Imagino que tanto el Obispado de Córdoba como afectado, y la Agrupación de Cofradías como afectada y promotora de la carrera oficial con ese recorrido, estudiaran todas las posibilidades existentes desde el punto de vista jurídico, o por el contrario me veo retornando la historia de los traslados de la Cruz Guiona a la puerta o al patio de los naranjos, antes los hacia desde la parroquia de San José del Espíritu Santo cada Viernes Santo, y ahora sería cada día de la Semana Santa, dentro del templo en una especie de claustral.

Por eso a las entidades mencionadas les recuerdo el grito de batalla “Santiago y cierra, España”, y el significado de “cierra”, acercarse, entablar batalla, pero por favor con cabeza, respetando los tiempos, las normas y no dejando flecos algunos, suerte en vuestra batalla, ya que la empezaron ustedes pues será cosa de ustedes que la misma finalice como sea, incluso claudicando o en retirada, pero eso si, por favor cierren ustedes esta batalla, y ahora si me refiero al sentido actual de la palabra.

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup