A paso mudá, 💙 Opinión

Señor, perdona nuestras «in-ofensas»

Como bien dice nuestra oración principal, pedimos al Señor que perdone nuestras ofensas, ya que antes, durante y siempre existirán las personas que se ofenden realidad tras realidad. Perdona nuestras ofensas, como nosotros perdonamos a los que nos ofenden, aquellos de la misma idea que tratan de ofender sin argumento alguno y que no tienen respaldo en nada.

Como nosotros perdonamos a aquellas personas que creen ser seres superiores en el mundo de las cofradías. Como nosotros perdonamos a aquellos que te critican porque opinas libremente de algo muy subjetivo como es la música cofrade.

Sigo pensando que todo el mundo debería tener cierta objetividad en algunos ámbitos de la vida y, por pedir, también en la Semana Santa. Si no crees, respeta; si no crees, disfruta del arte y la cultura; si no crees, no faltes. El respeto no pasa de ser una línea entre la subjetividad y la objetividad, así como la forma de ser de las personas. Es por ello por lo que cada vez se producen más faltas de respeto hacia nuestras creencias, además de nuestras opiniones.

Al fin y al cabo, el que es de idea fija y no ha evolucionado nunca, se basará siempre en argumentos que no hay por donde cogerlos, y lo que pasa, es que la forma de pensar se expande a los de alrededor de forma sectaria y de forma pueblerina.

Sin más, señoras y señores, demos la bienvenida a una nueva Cuaresma en los próximos días y disfrutemos de ella.

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup