Cruce de gallardetes, Opinión

¿Será la Semana Santa de 2022 la del éxodo cofrade?

El tiempo juega con nosotros, unas veces a favor y otras en contra. Aquí estamos de nuevo los cofrades frente al calendario, descontando sueños en una nueva pre cuaresma, donde se nos ofrece una de cal y otra de arena.

Vemos corporaciones llamando a sus costaleros a las igualás, otros las aplazan por prudencia. Hermandades penitenciales que anuncian el reparto de su papeleta de sitio y otras que prefieren ser prudentes. Unas perfilan itinerarios y otras, buscan alternativas a los costaleros. En cualquiera de los casos, la próxima Semana Santa, no está tan clara a como la esperábamos hace unas semanas y los interrogantes, son cada vez más.

Hay ganas de ver pasos en la calle, hay ganas de hacer de nuevo estación de penitencia en nuestras calles, en definitiva, hay ganas y muchas de Semana Santa, pero…..no en todos los sitios de vislumbra igual.

Sabemos que cada diócesis se rige por normas y decretos establecidos por su Sr. Obispo y en la mía, por ejemplo, aún no está permitido el que los costaleros puedan portar un paso, estando únicamente encima de la mesa, el poder procesionar en modestas parihuelas ¿Y qué ocurre ante esta realidad? Pues que el cofrade, tras dos primaveras en la añoranza, quiere vivir una Semana Santa de las que se han vivido siempre y de las que se van a vivir en otras diócesis.

En otros puntos de la geografía, a día de hoy se han recuperado los costaleros y cargadores, los horquilleros han estremecido llevando al cielo a sus titulares en monumentales pasos, sonó la música, se presenciaron los pasos en los sitios de siempre y se cumplieron los rituales que el cofrade revive año tras año ¿Y esto que nos está diciendo ya a los cofrades activos y juntas de gobierno? ¡Muy claro! El cofrade no quiere sucedáneos, el cofrade quiere a su Cofradía en la calle como en otros tantos lugares y si en su localidad no va a ser así, no es solo que no cuenten con él, sino que la próxima Semana Santa la vivirá donde así lo sea.

¿Qué nos están diciendo ya los cofrades? Que la próxima Semana Santa, la van a pasar fuera de su localidad en busca de procesiones en otros lugares de la geografía. Aún estamos a tiempo, pongámonos a trabajar en la próxima primavera para que no se produzca un éxodo de cofrades a otros lugares. Mantengamos a los cofrades en nuestras Hermandades penitenciales, hagamos grande nuestra Semana Mayor, volvamos a ilusionar a los cofrades y vivamos esta semana con la mayor intensidad que nunca lo hicimos.

Que la Semana Santa de 2022 no sea la Semana Santa del éxodo de los cofrades, que no sea el año en el que se marcharon de sus raíces para buscar procesiones en otros lugares, que no sea el año del derrotismo cofrade ni de la desilusión. Es el momento de volver a las calles y lo vamos hacer de mano de todos.