En mi Huerto de los olivos, 💙 Opinión

Sexagésimo tercer día de confinamiento

Pues como el que no quiere llevamos ya sesenta y tres días de confinamiento. Cuando comenzó dicho confinamiento allá por el 14 de marzo, ni por asomo pensábamos que esto iba a durar tantísimo y mucho menos aún, por lo que nuestros políticos quieren pueda llegar a durar. Quizás también por la irresponsabilidad de los que estamos confinados que estamos cansados de esta situación y por salir, incumplamos las normas para que esto no se alargue. También cabe la posibilidad que dicen otros de que nos estén coartando la libertad. Que podemos pensar ya, cada uno que piense lo que quiera.

Son ya 27.563 los españoles que han fallecido por esta pandemia. Causa más que justificada para pensar en poder salir con mucha precaución. No es menos cierto que estamos aturdidos de tanta información por doquier de todo tipo, cierto. Pero que debemos de hacer. La precaución debe de ser una premisa fundamental, sería lo primero, al igual que las ganas de salir a trabajar de nuevo, a tomar una cerveza o un café o el simple hecho de poder salir a dar un paseo pero con mesura y sin aglomeraciones. Repito son ya 27.563 españoles que no podrán realizar nada de nada.

Anoche me llego un video a mi móvil donde el mayor exponente de la religión católica nos llamaba a todos a rezar por todos y todas, da igual de que religión seamos o profesemos. Lo importante es ir todos a una y pensar en los demás. Esta pandemia le da igual religiones, clases sociales, guapos o feos, altos o bajos, delgados o deliciosamente rellenitos, ricos o menos ricos, da igual sea económicamente o en valores, lo que sí es verdad es que nos está mostrando la cruel realidad de que al pararse al mundo en cuestión de trabajo, están saliendo a la luz, las grandes deficiencias que hay en muchísimas casas.

Aunque algunos promulguen que los ricos se están aprovechando de esta situación no es menos cierto que gracias a muchos ricos se están consiguiendo muchísimas cosas para los que menos tienen. Así que deberíamos todos darnos un punto en la boca y ayudarnos porque entre nosotros podremos salir de esta crisis sanitaria y económica.

Mira por donde mientras escribo este artículo, he puesto una canal de internet y suena una marcha que creo que es fiel reflejo de lo que hoy necesitamos “Salud para los Enfermos”. Tenemos que mirarnos más al corazón y menos nuestro ombligo y en la medida y posibilidades de cada uno que aportemos nuestro granito de arena como sea. Cada uno que dé o aporte su pequeño grano.

Es complicado escribir viendo la situación actual, porque por mucho que quiero e intento por un lado u otro se te viene este pensamiento. TODOS debemos de tener un momento de oración, de ayuno, de alguna forma para intentar ganar a esta pandemia cruel y que no tiene piedad de nadie ni de ninguno. Da igual de que país seamos, da igual nuestra creencia, da igual nuestra capacidad económica, da igual el color de nuestra piel, da igual todo. Tenemos que salir adelante ayudándonos, seamos capaces de intentarlo…

De verdad, que lo siento por todas las personas fallecidas y sus respectivas familias, que el dolor y el sufrimiento debe de ser innombrable. Sigamos caminando poco a poco, como solemos decir nosotros cuando algo no nos viene bien. La vida es complicada de vivir pero a la misma es preciosa de vivir. Debemos de quedarnos con lo bueno, lo malo está ahora pero recordemos lo felices que éramos y debemos de volver a ser. Yo confío en cada uno de ustedes, sigamos caminando hacia delante.

Sean felices y extrapólenlo con los demás, esa sonrisa en nuestras caras ayudará a que una cara sin sonrisa se coloque en ella. Antes de irme esta semana, les doy las gracias por intentarlo.

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup

Color de fondo
Redimensionar imagen