Cruce de gallardetes, Opinión

Tiempo de nuevos proyectos

Querido lector de cruce de gallardetes:

Llega nuevamente la época estival. Es el tiempo de las glorias, de navegar junto a Nuestra Señora del Carmen, es tarde de novenas y escapularios, de fiestas patronales y de rezar a María en su gloria asunción a los cielos entre aromas a nardos. Es el tiempo de tantas y tantas cosas, que todo pasará ante nosotros de manera rápida.

En este tiempo, donde se ama a María Santísima de una manera especial a través de advocaciones de siempre, las Cofradías y Hermandades, especialmente las de pasión, aprovechan para bajar la intensidad de su actividad. En estos meses estivales la actividad es la mínima, sacar la lotería para los forasteros que vienen a pasar unos días en casa, la caseta y alguna que otra función de estatutos suelta.

Es tiempo de descanso y de dar gracias a Dios por lo vivido durante el año. Pero a pesar de la evidencia y de la necesidad de algunos de tener que descansar, bien es cierto, que el otoño volverá pronto y con él, la actividad cofrade se recuperará al 100% pues sería erróneo decir que la misma cesó en algún momento.

Sabemos que descansamos, pero yo no lo tengo tan claro. Mientras que muchos directivos y hermanos aprovechan este tiempo para “no querer saber nada del santo”, yo definiría este tiempo estival como el tiempo de los nuevos proyectos.

Con estos calores, se planifica el calendario del curso siguiente. Se piensan los pregoneros, exaltadores, se buscan fechas, se fichean bandas y dedicamos tiempo a ver vídeos en YouTube de otros lugares. Pero lo más importante, es el tiempo de pensar nuevos proyectos para nuestras Cofradías y Hermandades, de ver que se estrenará en el siguiente año, de ver orfebres, bordadores y un sinfín de artesanos de la pasión.

Disfruten del verano amigos, cada uno a su manera. Colaboren con las verbenas y barras cofrades. En mi caso, cada noche, amarguras y a dormir.