Bajo un palio de malla, 💙 Opinión

Todo es más sencillo

No hay que darle más vueltas, ni si quiere pensar en ideas superfluas, nuestras cofradías tienen su razón de ser en la evangelización a través de sus Sagradas Imágenes y es nuestro deber defender lo que no deja de ser nuestro derecho. Todo tipo de instituciones están celebrando sus actos de forma muy próxima a la normalidad.

Los contagios al aire libre son prácticamente nulos guardando las medidas establecidas, por tanto lo único que nos impide celebrar nuestros cultos externos son los pasos con 30 tíos debajo. Y aquí, tenemos dos opciones reales adaptarnos a las parihuelas o en tronos más pequeños y con relevos. Parece muy sencillo, pero es que es así, no nos pueden poner la excusa de las aglomeraciones cuando vemos casa día concentraciones muy numerosas de gente por cualquier tema de protesta o celebración como pudo ser la liga y nadie dice prácticamente nada.

Por eso, debe ser cuanto antes una realidad que nuestros obispos levanten los decretos de prohibición de las procesiones y no agachar la cabeza de nuevo a modo de vergüenza, ya que somos los únicos que no estamos disfrutando de nuestro derecho de volver a esta extraña normalidad. En definitiva, de forma ordenada y cumpliendo con la ley, debemos inundar nuestras calles, pues el problema que se nos plantea es bastante sencillo de resolver.

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup