Sevilla

Todos los datos del Miércoles Santo en Sevilla

El Miércoles Santo es el día que más pasos salen por las calles de Sevilla, siendo un total de 19. Si el Lunes Santo es el día de los Cautivos, la cuarta jornada de la Semana Santa hispalense viene a ser el día de los Crucificados. Sin embargo, la hermandad que en este día inicia la Carrera Oficial no representa este pasaje, sino las Negaciones de San Pedro. Este año, El Carmen Doloroso estrena un nuevo juego de potencias para el Señor de la Paz, realizado en Orfebrería Villareal. Los lugares de interés para ver uno de los pasos más grandes de la Semana Santa de Sevilla son la Alameda de Hércules a la ida y en la calle Feria a la vuelta, aunque es digno presenciar el paso de la cofradía ante el Convento de las Hermanas de la Cruz. Como curiosidad, el paso de palio, aún sin terminar, posee elementos decorativos del Palacio de San Telmo, antigua Escuela de Mareantes. En el cortejo va una representación e la Armada Española, encabezada por el Comandante Naval de Sevilla.

Desde Nervión, la hermandad de la Sed saldrá con el guión sacramental restaurado, labor realizada por Fernando Marmolejo. Además, la cofradía estrena marcha, titulada Talita Kum y compuesta por David Moya. Es una de las corporaciones más numerosas de la Semana Santa, siendo uno de los momentos más especiales del día su paso por el Hospital de San Juan de Dios. Santa María de Consolación, Madre de la Iglesia, llevará cirios solidarios por los donantes renales y por la Iglesia perseguida. Un detalle a la hora de ver la cofradía es fijarse en los penitentes, los cuales visten la prima túnica que tuvo la corporación: antifaz sin capirote ni capa y con cuerda como cíngulo.

Estampa típica de la hermandad de San Bernardo en su transcurrir por el Puente de los Bomberos, con la Giralda fondo y con la petalada, a la vuelta al templo, que realizan los propios bomberos desde una grúa. Además, el tránsito de la cofradía por el barrio de Santa Cruz y el entorno de la Alfalfa son dignos de mencionar. Este año, Orfebrería Ramón León ha restaurado los respiraderos  y las ochos jarras delanteras del paso de palio. También sonarás dos nuevas marchas: María Santísima del Refugio, de Cristóbal López, y Ángeles de San Bernardo, de F.J. López Simón. Por su relación con el Arma de Artillería, piquetes militares acompañan a los dos pasos. Es la hermandad con más nazarenos del Miércoles Santo.

El Buen Fin pasa por ser una de las cofradías sevillanas que más atienden al ámbito caritativo y social, cuya labor asistencial se centra en el Centro de Estimulación Precoz, recordado por una insignia en el cortejo. También en el cortejo se recupera este año el Santo Sudario, titular de la hermandad, habiendo donado Juan Manuel Miñarro una réplica del mismo a tamaño real. Por otro lado, el taller de bordados de la hermandad ha restaurado los faldones del paso de Cristo, el cual también estrena nuevo cajillo. Es recomendable ver a esta cofradía a la ida hacia Carrera Oficial por la Plaza de San Lorenzo; a la vuelta, por la Cuesta de Bacalao y el regreso al templo en las últimas calles, ya en la madrugada del Jueves Santo.

La Lanzada, por su parte, cuenta con numerosos estrenos y restauraciones. Ha restaurado recientemente a la imagen del crucificado, labor acaecida por Juan Manuel Miñarro, que aparecerá este año con una nueva cruz, realizada por Enrique Lobo, y unos nuevos casquillos, labrados por el taller de Ramón León. Las dos dolorosas de la corporación estrenarán manto: el de la Virgen de Guía por Sucesores de Elena Caro y el de la Virgen del Buen Fin por el taller de la hermandad. También se han restaurado el juego de varas y jarras del palio, por Artesanía Santa María, y el llamador del palio, así como los faroles del Sine Labe y la Cruz de Guía, todo ello por Hijos de Juan Fernández. Es una hermandad recomendable de ver a su paso por la Alameda, a la ida, y por la Cuesta del Bacalao y la Plaza del Salvador, a la vuelta.

Aunque en El Baratillo no se contempla ningún estreno, la hermandad ha restaurado los angelitos del paso de misterio, por José Ángel del Valle Serrano y Victoria Fernández Espejo. La corporación de la calle Adriano suele aglomerar mucho público en Reyes Católicos y la Plaza de la Magdalena, aunque los momentos más emotivos de la cofradía se viven en el Arco del Postigo y el regreso a su sede canónica.

La salida de la hermandad del Cristo de Burgos es una de las más llamativas de la Semana Santa, cuyo tránsito es digno de presenciarse en cualquier punto del recorrido. Sin embargo, el regreso desde la Alcaicería de la Loza hasta la Parroquia de San Pedro, a cuya entrada se escuchan varias saetas, es digno de mención. Este año la cofradía estrena una cruz pectoral de oro y granates para Madre de Dios de la Palma, realizada por Manuel Soto García. Una representación del Ayuntamiento de Burgos figura cada año en la presidencia del paso de Cristo.

Las Siete Palabras es la única cofradía del Miércoles Santo en sacar tres pasos a la calle. Este año, la hermandad ha llevado a cabo la restauración de las Tres Marías del misterio, realizada por Pedro Manzano, así como los laterales del paso por Daniel Sánchez Vázquez, la toca de la Virgen de la Cabeza por Cyrta y tres canastas de diputados por el taller de Hermanos Fernández. Además, la corporación estrena nuevo juego de varas, realizado por Orfebrería Orobio, y nueva bandera, obra de Antonio Gómez Sánchez. El Santísimo Cristo de las Siete Palabras es el crucificado más alto de la Semana Santa de Sevilla, mientras que el paso del Nazareno de la Divina Misericordia se caracteriza por su gran simbología y alto número de detalles y el palio está en proceso de sustitución. Es una cofradía que guarda la compostura a lo largo de todo el recorrido, donde los lugares de interés recaen en la Puerta Real, a la ida, y las calles Alemanes y Hernando Colón, a la vuelta. Sin embargo, la entrada al templo es uno de los momentos más especiales de la hermandad. Este año, la hermandad retrasa su salida en cinco minutos (19:30 horas), modificándose el acompañamiento musical del paso del Nazareno, que este año correrá a cargo del Trío de Capilla de la Banda del Carmen de Villalba del Alcor, formación que acompaña al palio.

La jornada termina con el portentoso misterio de Los Panaderos, siendo la complicada salida de la hermandad uno de los puntos claves del recorrido. También es recomendable verla en la Cuesta del Bacalao y en la Plaza del Salvador, donde aglutina a numeroso público. Este año, la corporación ha acometido la restauración y dorado del paso de misterio, realizada por Hermanos González, estrenándose además una nueva parihuela ejecutada por Enrique Gonzálvez. Dado el nombre de la cofradía, en alusión al origen fundacional por el gremio de la panadería, los nazarenos reparten picos en lugar de caramelos. 

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup