Advertisements
A paso mudá, Opinión

«Torturando» a hermandades y bandas

De sobra sabemos que en pleno siglo XXI hay ciudades y localidades que parecen que quieren acabar con la Semana Santa y todos los actos religiosos y procesiones. Y no es que lo hagan de forma directa, que quizá sería menor el sufrimiento, lo hacen «torturando» a hermandades, bandas y demás colectivos católicos.

Por ejemplo, cada vez se ayuda menos a las hermandades desde los ayuntamientos, poniendo impedimentos para ensayar, realizar actos en la calle como vía crucis, o incluso mantener la seguridad de la gente durante la procesión. En el ámbito de las bandas, estas reciben poco apoyo por los ayuntamientos, algunas ensayando en locales ruinosos, o incluso en la calle.

Cierto es que nuestra gran semana ha ganado en patrimonio artístico, pero está perdiendo mucho apoyo debido a la política y las ganas de algunos partidos políticos de acabar, ya no solo con las creencias de miles de personas, sino con un acto cultural el cual beneficia al ámbito hotelero y turístico.

Lo único que sabemos, es que mientras haya gente la cual defienda esto, la Semana Santa nunca morirá por mucho que se quiera ensuciar o quitar del medio.

Advertisements

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para más información. ACEPTAR
Aviso de cookies