Córdoba

Un incienso exclusivo para la Reina del Naranjo

La hermandad cordobesa de la Agonía cuidará hasta el mínimo detalle en la primera estación de penitencia de Nuestra Señora de la Salud en la Santa Iglesia Catedral. Ya anunciábamos hace días en Gente de Paz, junto a los numerosos estrenos del paso de palio de cara al próximo Martes Santo, la creación de un incienso exclusivo y de nuevo corte para la Reina del Naranjo. Tal labor ha sido encomendada al prestigioso Eliseo Rodríguez. Su impecable labor en las sevillanas hermandades de Pasión y el Baratillo, entre muchas corporaciones andaluzas, lo acreditan en una materia poco usual hoy en día en el mundo cofrade y no por ello menos importante. 

“Lo primero que se me ocurrió fue diseñar una fórmula cargada de simbología mariana. El número de ingredientes estaba claro: serán siete, uno por cada Dolor de la Virgen”, declara Rodríguez tras recibir la propuesta de la corporación. Se trata de una receta cargada de simbolismo, detalles meticulosamente estudiados para ofrecer una fragancia única y conmovedora. Además, esos siete ingredientes proceden de los cuatro grandes continentes de la Tierra, símbolo de la universalidad del cristianismo y de la devoción de Virgen, “ya que no podemos olvidar que María es venerada también hasta en el islam”, recalca Rodríguez.

El principal ingrediente de todos es el olíbano o incienso puro, que toda mezcla contiene y cuya cantidad en la receta supera en proporción a todos los demás elementos. En esta ocasión, el olíbano procede de una región del mar Rojo donde sitúan al mítico Reino de Saba, “de donde se extraen los mejores perfumes” (Reyes 10:1-13).

Otro lugar, muy importante en la vida de la Virgen, fue Éfeso (Turquía), a donde huyó la Virgen con San Juan tras la crucifixión de Cristo. En 1891 fue descubierta en la aldea de Selçuk -cerca de Ephesus- los restos de una casa tal y como fue descrita por la religiosa alemana Ana Catalina Emmerich. Fue tan perfecta la descripción que hizo la vidente que en 1896 el papa León XIII declaró estas ruinas, hoy reconstruidas, lugar de peregrinación, dándole oficialidad a que en aquella casa vivió la Virgen. Desde esta región turca procede otro importante ingrediente: el estoraque. Además, es también importante porque existe una interpretación sobre la fórmula primitiva del incienso que Yahvé entregó a Moisés (Éxodo 30:34). Por si fuera poco, la antigua fórmula “Jerusalén” incluía el preciado estoraque, hasta que en el siglo XVI y debido a la dificultad para encontrarlo, el Vaticano lo sustituyó por el bálsamo de Tolú.

Tras una estancia de dos años y medio en Éfeso, la Virgen regresó a Jerusalén, donde murió rodeada de los apóstoles a la edad de 68 años, número presente en la ecuación de la fórmula, siendo enterrada en un sepulcro de Jerusalén. A los pocos días del suceso, llegó Santo Tomás a la ciudad y, enterado de la noticia, quiso ver a María por última vez, para lo que abrieron nuevamente el sepulcro encontrándose únicamente rosas y otras flores. La Virgen había ascendido a los cielos en cuerpo y alma. Desde entonces, la rosa es considerada como el símbolo de la Asunción de María, por lo que es otro de los ingredientes.

Asimismo, el azahar es el símbolo de la pureza virginal de la Virgen. Además, será simbólico su uso en la fórmula por la vinculación de la Virgen de la Salud con el barrio del Naranjo. Otros ingredientes están relacionados con la amargura de la Virgen y con su Realeza, que precisamente se celebra a los siete días de la festividad de la Asunción.

Con todo ello se redondea una fórmula inspirada en una cuidada simbología, más allá del aroma que ofrezca. La mezcla será entregada a la hermandad de la Agonía días antes de la Semana Santa. De la misma no existen muestras ni se han hecho pruebas previas, por lo que el resultado final es aún un misterio. “El Martes Santo estaré este año en Córdoba para disfrutar de la primera salida procesional de la Virgen de la Salud y comprobar in situ si la inspiración ha dado sus frutos y el aroma del incienso de la Salud es tan rico como se espera”, sentencia Eliseo Rodríguez.

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup