El Arte Sacro Andaluz, España, ⭐ Portada

Una Dolorosa de Cristóbal Ramos en Barcarrota

“Nuestra Señora de la Soledad”, así es el título que recibe la Imagen Dolorosa de la Virgen que realizara entre 1752-1754 el escultor sevillano del siglo XVIII Cristobal Ramos, uno de los máximos exponentes en la realización de escultura religiosa de este período.

Virgen de la Soledad.

​Cristóbal nació en Sevilla en 1725, era hijo del escultor Juan Isidoro Ramos. Durante su vida destacó por su gran modelado en barro, fue teniente de la Escuela​ de las Tres​ Nobles Artes de Sevilla y profesor del afamado Juan de Astorga.

Entre sus obras más destacadas nos encontramos la Virgen de las Aguas de la Hermandad del Museo de Sevilla, la Virgen de los Dolores que se venera en la Hermandad del Cristo de la Expiración en Sevilla (Cachorro) o la antigua dolorosa de la Hermandad del Silencio de la misma ciudad.

Virgen de la Soledad.

Pues bien, no solo queda ahí la obra del gran escultor, también llegó a Barcarrota, una pequeña localidad de Extremadura, situada en la provincia de Badajoz, cuyo patrimonio artístico destaca por ser un compendio de imaginería gótica (Virgen del Soterraño), barroca-castellana (Virgen de los Dolores) o Neobarroco​ ​ andaluz (Jesús Nazareno), por dicho pueblo han pasado escultores como Ruiz Amador, Gabriel de Astorga o Carlos Bravo Nogales, ahora también sabemos que Cristóbal Ramos dejó su huella en una pequeña imagen de un oratorio particular de la familia González-Hernández con una fina y bella imagen de terracota de 35 cm de altura.

Virgen de la Soledad con «La encina de plata».

La Virgen de la Soledad es una imagen vestidera de pequeño formato (35cm) con candelero ovalado propio del siglo XVIII, realizada en barro , destaca por conservar una estética dieciochesca con diversas piezas diseñadas y realizadas por su propietario y joven artista extremeño José Antonio González Hernández , de entre las piezas más destacadas se encuentran el manto bordado en plata diseñado y creado por dicha persona utilizando una antigua casulla adquirida en un anticuario, fue premiado por su trayectoria con la “Encina de Plata”, galardón que luce a sus plantas la Santísima Virgen.


José Antonio González Hernández. Escultor, restaurador y teólogo.

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup