Advertisements
Sendero de Sueños

Y de nuevo Almonte nos ofrecerá el mayor regalo

Resta una semana para el momento glorioso de verte por las calles. Una semana de anhelo en el que quiero que el calendario pase rápido.

Mucho ha cambiado mi madrugada. Ahora no te espero en la marisma para verte salir, no voy deprisa hasta la Hermandad de La Puebla para ver como presentas ante esta Hermandad a la que quiero tanto. No busco refugio en el café para soportar el sueño. No tengo que avisar cuando la Virgen esté por La Palma para salir a tu encuentro.

Hoy llevo a mi hija, y como Tú sabes, como madre que eres, impera el sentido de la responsabilidad, y al salir el Simpecado para el Santo Rosario y haber ido con sus amigas al baño, me meto con ella en la cama contándole lo que pasa esa noche en la aldea almonteña.

Dormimos vestidas, como quien espera un acontecimiento importante y no quiere perderse ni un segundo. Dormimos abrazadas soñando con una nueva mirada, fugaz, pero reconfortante. Una simple mirada que nos haga ser valientes en el sendero de la vida.

Rocío, una semana, y de nuevo Almonte nos ofrecerá el mayor regalo.

 

Advertisements

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para más información. ACEPTAR
Aviso de cookies