Advertisements
A paso mudá, 💙 Opinión

¿Y la motivación del músico cofrade?

Sin duda alguna, la noticia de un nuevo estado de alarma, sea o no sea lo más acertado, ha dejado un sabor de boca agridulce. Lo que es la Semana Santa como la conocemos hasta ahora, con sus pasos en la calle, sus bandas, sus nazarenos y demás, es algo que al 100% podemos descartar a corto plazo. En cambio, una alternativa que fuese interesante, pondría una pizca de esperanza al asunto.

Es por ello por lo que creo que la imagen del músico cofrade queda muy tocada, y su explicación es muy simple. Sin ensayos no se puede hacer correctamente la Semana Santa. Y es que, los músicos forman parte de las hermandades, siendo un grupo activo de personas que se vuelcan por poner la música a nuestras imágenes, siendo el objetivo mejorar noche tras noche para llegar al máximo nivel en nuestra Semana Grande.

Entonces pues, actualmente, ¿qué motivación tiene el músico cofrade en este nuevo curso? Está claro que salir en Semana Santa es casi imposible. Quizá las bandas deberían buscar la motivación en temas más personales, como grabaciones de maquetas o discos, o cosas de este estilo, donde la motivación y el crecimiento de la formación sea llegar a esa meta. Es necesario plantearse un objetivo si la banda está en activo en esta situación tan difícil, ya que cuando los músicos no ven la finalidad, ¿qué sentido tiene ensayar en este curso cofrade?

La figura del músico cofrade es una de las más aclamadas por el público pero también es una de las más olvidadas en cuanto a trabajo. Estudiantes, trabajadores, padres y madres de familia, y un largo etcétera de situaciones personales, las cuales son sacrificadas por hacer la música de la Semana Santa.

Sin duda alguna, ahora las juntas directivas de las bandas, han de tener la máxima empatía con sus componentes.

Advertisements

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup