El viejo costal, 💙 Opinión

Ya está aquí (II)

Siguen los naranjos con su azahar proclamando al cielo que la primavera está llegando, pero ya tenemos consciencia de que este año las calles no se verán inundadas del aroma anual del incienso, azahar solo azahar, este año para mí, que nos va a faltar algo.

Este ciclo anual, siempre repetido y nunca igual, en este año será distinto totalmente, a pesar de que la vida sigue imparable, de que la misma continúa arrolladora, pero para mí, que este año nos va a faltar algo.

Esta semana Santa será distinta a la anterior, muy, pero que muy distinta, no pasaba esto desde donde abarca mi memoria, siempre había sido hasta ahora igual, pero para mí que este año nos va a faltar algo.

Los cofrades estamos haciendo, como las más de las veces, las cosas bien hechas, vamos a entregar todo por el bienestar social, vamos a sacrificar nuestro más preciado momento por la sociedad que nos rodea, vamos a perder las estaciones de penitencia de nuestras hermandades a cambio de evitar daños mayores y daño a los mayores. A la sociedad y a nuestros vecinos, y con esto, para mí, que este año nos va a faltar algo.

Estamos preparados para los cambios de los tiempos, que ya han cambiado, estamos preparados para los cambios de la política y de nuestra sociedad, para los cambios en nuestras tradiciones, pero para mí, que este año nos va a faltar algo.

Si el azahar insiste con su pregón intenso anunciando la repetición de los ciclos pasados y este será totalmente distinto, manteniendo la única verdad de la pasión, muerte y resurrección de nuestro Señor, ¡ahora me acabo de dar cuenta! este año será igual, esto que está pasando es mi penitencia, es mi personal sufrimiento, son mis sentimientos callados y encerrados, encerrados como yo en casa, penitencia en silencio, anónima, sufrimiento, pasión, muerte y resurrección, proclamación pública de nuestra fe.

Acabo de darme cuenta de que este año no me va a faltar nada, será más intenso que en años pasados, oraciones y plegarias individuales, personales desde nuestras casas. Lo que otros años hemos disfrutado desde las calles y en grupo, este año será individualmente desde nuestras casas, para mí, este año no nos va a faltar casi nada, solo la pública catequesis manifestando nuestra fe, este año será ésta nuestra penitencia personal, no disfrutar de ella.

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup