Sevilla

62 años después, la hermandad de San Juan de Écija saldrá a las 00:30 de la madrugada

Así lo han votado los hermanos de la corporación en cabildo general extraordinario celebrado en la jornada del pasado miércoles, día 3 de enero. La hermandad de San Juan, que preside Misericordias Ojeda Linares desde el pasado mes de noviembre, aprueba así la iniciativa de un debate que lleva varios años en el panorama cofrade de Écija. El cambio de horario comportará también la reducción de hora y media del tiempo que la cofradía está en la calle, lo que dará lugar a una parcial modificación del itinerario. 

Ya en el siglo XVII la hermandad salía en Viernes Santo, realizando su salida a las dos de la madrugada. En 1956 saldría por última vez a las doce de la noche, pasando a realizar su estación de penitencia a las 5 de la mañana, y, posteriormente, a las 6. Con estos cambios, absolutamente favorables para la hermandad, se evitarán las calles vacías en las primeras horas de estación de penitencia de la corporación, que hasta 2017 salía entre las 6 y las 12 de la mañana del Viernes Santo. 

Écija contará así con una única Madrugá, pues la hermandad del Silencio realizaba su estación de penitencia entre las doce y las tres de la madrugada, por lo que había un parón de dos horas con respecto a la salida de la cofradía de Jesús Nazareno, pues el palio de la Virgen de la Amargura entra en torno a las cuatro de la mañana. La Carrera Oficial se iniciará tras el paso de la hermandad de la Sangre y antes de la hermandad del Silencio, por lo que se producirá la entrada a la misma en torno a la 1:30h. Comienza así una nueva etapa para la popular hermandad de San Juan.

Se funda la hermandad de la Santa Cruz en Jerusalén en 1582, ya en la Iglesia de San Juan Bautista. La cofradía gozó de gran prestigio en la sociedad ecijana de los siglos XVII y XVIII, siendo en 1635 cuando se incorporan el Nazareno y la Dolorosa. Sin embargo, tras la invasión francesa, la hermandad se ve sumida en larga decadencia que provocó la extinción de la cofradía a mediados del siglo XIX. Ya entre 1891 y 1924, la Hermandad logró recuperarse tímidamente, efectuando su estación de penitencia, de forma intermitente, el Domingo de Ramos o el Viernes Santo. A partir de 1943, la Hermandad se recupera definitivamente y consolida su situación.

La talla de Jesús Nazareno pertenece a la escuela sevillana del siglo XVII, siendo de autor anónimo. La imagen, que ha salido con la cruz cargada en varias posiciones (a ella pertenecía la actual cruz de carey y plata de Las Penas de Sevilla), alterna cada año banda de música y capilla musical. La Dolorosa, sustituida hasta en tres ocasiones (1694, 1955 y 1968), procesiona actualmente bajo la advocación de María Santísima de las Misericordias. Al igual que San Juan Evangelista, que la acompaña cada Madrugá, es obra del imaginero Ricardo Comas. En 1967, la cofradía adquirió el manto de la Virgen de los Ángeles, de la sevillana hermandad de los Negritos, que actualmente porta la Dolorosa cada Madrugá.

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup