El Cirineo, 💙 Opinión

Agravio comparativo

No me negarán que, como cofrades, no han sido varias las veces en que han tenido la sensación de que nos toman por idiotas. Y eso que hemos sido los primeros, los cofrades y en concreto en este medio, en solicitar que no tocaba salir en procesión, que había que dar ejemplo, anteponiendo la salud de nuestros conciudadanos por encima de nuestras más hondas tradiciones. Y que incluso muchos hemos sentido orgullo por la entereza con la que la mayor parte de los cofrades de los cuatro puntos cardinales de nuestra geografía hemos asumido que no habría Semana Santa en la calle, ni procesiones de gloria, mi incienso entremezclándose con el aroma de las flores por los rincones de nuestros pueblos y ciudades. 

Por eso cuando luego uno se encuentra con imágenes como la que encabeza está reflexión, se le queda cara de imbécil. Como esta o como las que prepararon una pandilla de comunistas trasnochados cuando se sacaban el féretro de Julio Anguita del Ayuntamiento de Córdoba… Aunque la foto de hoy es probablemente más grave. Y lo es porque entre los que aparecen en la instantánea se encuentra el mismísimo alcalde de la ciudad donde se ha perpetrado esta barbaridad, Granada, que pasa por ser, con diferencia, la zona de Andalucía donde el coronavirus está más descontrolado y el daño de las últimas semanas está siendo más sangrante. 

Luis Salvador se llama el muchacho, de Ciudadanos para más señas… El mismo Ciudadanos que forma parte del Gobierno de la Junta de Andalucía cuyos miembros llevan haciendo pedagogía -con toda la razón del mundo- en los últimos tiempos para que no existan concentraciones llegando incluso a afirmar que si tuviesen la potestad, no otorgada por el Gobierno de la nación, España para quien se pierda, de confinar a los granadinos en sus casas ya lo hubiesen hecho. 

Y resulta que el alcalde, de Ciudadanos insisto, se pone a la cabeza de una inconcebible e inoportuna manifestación que, según afirman algunas fuentes, ha llegado a congregar nada menos que a 10.000 personas. Para protestar de algo muy legítimo, seguramente, no lo pongo en duda… Pero fuera de tiempo. Ahora no es momento de protestar de este modo, por mucha mascarilla que se pongan los manifestantes. 

Porque digo yo: ¿por qué todos estos ciudadanos, incluso el de Ciudadanos, puede manifestarse de este modo en plena pandemia y con la que está cayendo precisamente en Granada y nosotros los cofrades no podemos sacar procesiones a la calle? ¿En base a que se puede defender que una cosa, sí y la otra, no. La foto de la manifestación, la foto de la vergüenza, jamás debería haberse producido porque jamás debería haber tenido lugar una manifestación multitudinaria como esa, y menos en Granada. 

A ver cómo le explica el Gobierno de la Junta que los hosteleros pueden hacer eso pero los cofrades no… Ni quienes celebran una romería, ni nada que se le parezca. Prediquemos todos con el ejemplo, pero todos. To-dos. Porque si no muchas vamos a empezar a pensar que se está produciendo un bochornoso e incomprensible agravio comparativo.

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup