Advertisements
El Capirote, Málaga, Opinión

Campanas de coronación

Cuando a principios de mes la Divina Pastora fue trasladada a su templo, Alfredo López Barranquero, párroco del templo, animó a la congregación que iniciase los trámites para la coronación canónica de la imagen. La noticia fue recibida con asombro por quienes se encontraban en una parroquia abarrotada.

La Divina Pastora, imagen atribuida a Montes de Oca, debería de ser la próxima imagen coronada canónicamente de Málaga. Es una afirmación a la que no solamente me sumo desde estas líneas, sino que es un anhelo de todo un barrio, e incluso yo diría de la ciudad de Málaga, porque el amor que se le profesa a esta imagen trasciende los límites físicos del barrio. Ahí están los datos desde 1771, fecha en la que se fundara la congregación, y los documentos que han podido conservarse hasta nuestros días y que nos hablan de la importancia de esta advocación.

A lo largo de todo este tiempo el templo ha pasado por diversos avatares históricos, como la desamortización o la guerra civil, aunque la imagen de la Divina Pastora pudo salvarse al ser trasladada al convento de las clarisas, pues este cenobio se encontraba junto al hospital militar, por lo que no fue exclaustrado ni saqueado. Sucedió igual con la gran parte de las obras que había en la parroquia, y que se expusieron recientemente en Ars Málaga.

La Divina Pastora de las Almas es además patrona del barrio de Capuchinos. Es incluso más que eso, es la Madre que desde el siglo XVIII vela por sus hijos que han sabido sobreponerse a la crisis, los problemas, la pesadumbre. El solo hecho de contemplar su procesión y ver cómo responden sus vecinos es ya un sólido ejemplo de cuánto amor profesan sus devotos a quien es protectora de las almas de sus feligreses.

Ahí están las novenas, las ofrendas, los rezos, el goteo incesante de personas que buscan su protección y ponen en ella todas las esperanzas. La Divina Pastora guarda entre sus manos todo el pasado de sus devotos y conoce además el futuro de todos y cada uno de ellos. La coronación canónica supondría un humilde gesto para quien tanto amor derrama, pero un gesto que es necesario. Ojalá pronto las campanas anuncien la coronación de la Divina Pastora de Capuchinos.

Advertisements

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para más información. ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: