Advertisements
Opinión, Racheando

Carta abierta a «mongoles»

Estimados señores «mongoles», no los del país asiático, no como algo despectivo, pero sí a los redactores de la revista supuestamente humorística de Mongolia.

Debería estar hastiado ya de volcar mi opinión una y otra vez sobre lo mismo, intentos de humoristas que, amparados en la libertad de expresión, arremeten una y otra vez contra unas creencias religiosas que, oh casualidad, siempre son las mismas.

Pretender hacer humor cayendo en el insulto fácil, atentando contra nuestra fe de la manera más ruin, no es más que una muestra de la falta de inteligencia, pues el humor, es otra cosa.

El pasado lunes, día en el que culminaba la Romería del Rocío con la salida de la Santísima Virgen por las marismas almonteñas, a través de sus redes sociales, los que supuestamente son humoristas, vomitaron un texto que literalmente reza así:

«Aquí tenemos a esos putos moros pegándose en La Meca para levantar un trozo de madera… RADICALES… BURROS…

PERDÓN, QUE ES ALMONTE…»

Este mensaje fue publicado junto con un vídeo del momento del salto de la reja, en el que los almonteños recogen a la Madre de Dios para iniciar su procesión por la Aldea, incitó a todos los trolls de Twitter a comenzar con los insultos a «ese trozo de madera» típicos en los herederos del revanchismo y del anticlericalismo más rancio, en el que el respeto se perdió por el camino.

Un tweet peligroso ya no solo por el contenido de odio, sino por la apertura de la veda a mensajes de odio y chanza, de nuevo, contra los que tenemos unas creencias, que somos sometidos a juicios por errores del pasado, y no somos como pensamos como ellos. Ejemplo de esa apertura de la veda es otro tweet de otros que consideran que su humor es de alta calidad, como es el publicado por «El Mundo Today» que reza así:

«El Vaticano confiesa que en realidad la Biblia dice “Ave María putísima” y lo tradujeron mal».

Una y otra vez, somos un grupo de personas que, tengamos la ideología política que tengamos, somos insultados, vejados, y todo, por tener Fe, se llame como se llame la advocación.

Atacan las creencias religiosas por miedo, por no poder comprender por qué la fe es tan fuerte, por qué basamos nuestras esperanzas en aquello que no ven, por frustración a no ser contestados mayoritariamente con un basta ya.

Estoy cansado de que seamos el blanco de su supuesto humor y no podamos decir lo mismo al leer un encefalograma que prácticamente se activa al nombrar la palabra incienso. Porque ellos sí tienen la piel muy fina y, a la mínima responden en los juzgados.

Ojalá llegue el día en el que seamos capaces de contestar sus mensajes con la paz que nos caracteriza, aunque tengamos la cara morada de poner la mejilla tantas veces.

Reflexionen, porque se ha abierto la veda contra nosotros.

Advertisements
Anuncios

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para más información. ACEPTAR
Aviso de cookies