Cruce de gallardetes, 💙 Opinión

¿Cuaresma a gusto del consumidor?

La llegada del tiempo litúrgico de cuaresma, nos ha traído una lluvia de opiniones y comentarios provocados por la melancolía, añoranzas y el recuerdo. Particularmente, creía que el miércoles de ceniza se iniciaba un camino de conversión, un nuevo tiempo de preparación personal hacía la nueva pascua y porque no, una sucesión de días apasionantes para el cofrade, en el cual se descuentan sueños de camino hacía una nueva semana de cielos azules. Creía eso, pero francamente, leyendo algunas opiniones plasmadas en redes sociales o WhatsApp, algunos comentarios parecían aventurar el fin del mundo antes del viernes de dolores más que un tiempo hacía una nueva semana de Dios.

Realmente, me cuesta entender en algunas ocasiones a una parte del sector cofrade y más algunos comportamientos u opiniones en este tiempo de pandemia. No sé, exactamente qué condiciones se tienen que dar para que algunas personas vivan una cuaresma plena, pues parece ser, que la de este año, tampoco será de su agrado. Si bien el año pasado, la cuaresma se vio sorprendida por la pandemia y poco antes de llegar a su ecuador se vio cerrando las puertas de sus cancelas, este año, con las limitaciones lógicas, podremos disfrutarla y vivirla ¿Qué nos faltarán muchas cosas? ¡Por supuesto que sí! Pero indudablemente, será mucho mejor que la del año pasado y sobre todo, podremos vivirla.

Este tiempo nos está dejando comentarios cofrades de todo tipo a lo que yo me pregunto ¿Es necesaria una cuaresma a gusto del consumidor? ¿Por qué nos quejamos tanto de esta cuaresma? ¿Por qué renegamos de lo que nos dejan hacer? Lo primordial en la vida de las Cofradías y Hermandades son los cultos y estos, están celebrándose en nuestros templos ¿Lo externo? Pues está bien, pero está en segundo lugar.

Esta es la cuaresma que nos tocó vivir, así que aprovechémosla y vivámosla con más intensidad que nunca, no le pongamos tantos peros a lo que se nos ofrece y prioricemos en que nuestros titulares pueden ser visitados, pudiendo dedicarle un rato de oración, meditar el vía crucis y visitar nuestros templos ¿A qué viene tanto comentario negativo?

Es el momento de los cofrades de verdad, de dejarse de ideas peregrinas y de rabietas de niños pequeños y por el contrario arrimar el hombro, trabajar con nuestras juntas de gobierno arropando sus decisiones, de llenar nuestros templos y la actividad cofrade con responsabilidad y de visualizar que los cofrades, no solo estamos cuando se dispone un altar o culto a nuestro capricho o se saca una imagen a la calle, sino que estamos a las malas y buenas. ¡Y esta cuaresma, vaya si tenemos que estar!

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup