Pentagrama, Sevilla

Descubren una marcha de Manuel Borrego dedicada al Cristo del Buen Fin

El conocido portal Patrimonio Musical ha dado a conocer un nuevo descubrimiento que sin duda vendrá a enriquecer el patrimonio musical de la sevillana Hermandad del Buen Fin. Se trata de una marcha de la que ni siquiera se tenía conocimiento y fue escrita por un gran músico que se merece mucho reconocimiento como es Manuel Borrego Fernández. Esta marcha se titula Santísimo Cristo del Buen Fin y se dedica al portentoso crucificado del sevillano Convento de San Antonio que procesiona cada tarde de Miércoles Santo.

La marcha Santísimo Cristo del Buen Fín fue compuesta por Manuel Borrego Fernández en los años 20 del pasado siglo. No hay exactitud de la fecha pero se sabe que este célebre músico dirigió la Banda de Música de Nuestra Señora del Rosario de Sanlúcar La Mayor y se sabe que dicha formación musical acompañó al menos en el año 1929 al por entonces único paso de la Hermandad del Buen Fin por lo que la fecha en la que se escribió esta marcha podría ser en dicho año.

El director de la Banda del Rosario de Sanlucar La Mayor, Juan Rafael Vilches Checas, observando varias partituras, dio con el guión de la marcha titulada Santísimo Cristo del Buen Fin y cuya música no coincide absolutamente con ninguna de las otras marchas conocidas escritas por Borrego. La banda sanluqueña está revisando e instrumentando convenientemente la recien descubierta marcha para que sea reestrenada en la Cuaresma del próximo año 2018.

Esto supone una gran noticia que contribuye a revindicar la figura de uno de los mejores músicos que ha tenido la Semana Santa. Músico de Huevar del Aljarafe, fundador de la Banda de Música de dicha localidad y autor de maravillosas y a la vez para muchos desconocidas marchas como Cristo de la Vera Cruz, El Lirio Tronchado, Jesús y María, Mater Lacrimosa, San Eustaquio, El Cuarto Dolor, El Sexto Dolor, Paso de Palio, Ante tu Palio, Regina Pacis, El Varal de Dolores entre otras y sin olvidar la recién descubierta Santísimo Cristo del Buen Fin o una de las mayores joyas musicales también a revindicar como es sin duda Salus Infirmorum.