Córdoba, Portada

El alcalde de Córdoba espera que con el plan director para la Mezquita-Catedral se pueda actuar ante la celosía retirada

El alcalde de Córdoba, José María Bellido (PP), ha dicho este viernes tras comunicar el Tribunal Supremo (TS) a la Gerencia de Urbanismo la sentencia que anula el permiso para retirar una de las cuatro celosías del muro norte de la Mezquita-Catedral, para abrir una puerta que permitiera entrar y salir procesiones al monumento, que espera que con el plan director se pueda actuar.

En declaraciones a los periodistas, el primer edil ha apuntado que la sentencia del Tribunal Supremo «ahora ya está notificada y hay que empezar a actuar», aunque cree que «hay un camino ya iniciado importante», porque «hace no mucho presentó el Cabildo su plan director, que tiene precisamente como primera y principal actuación la fachada norte, que es donde recae esta puerta».

En este sentido, ha señalado que «se prevé una reordenación de la mano de la Junta de Andalucía», por lo que en esta ocasión, «ya con el visto bueno de todas las instituciones que tienen que garantizar la protección de todos los monumentos, incluido la Mezquita-Catedral», ha subrayado.

Así, ha indicado que «en el marco de las actuaciones del plan director se va a poder resolver definitivamente esta actuación, con el beneplácito de todas las partes implicadas».

Por tanto, ha remarcado que «es importante que esa orientación ya está y afortunadamente en estos meses que han tardado en notificar la sentencia ha habido esos avances», de modo que confía en que «a través de las actuaciones recogidas en el plan que se tiene que desarrollar esto se resuelva».

Mientras, el teniente de alcalde delegado de Urbanismo, Salvador Fuentes (PP), ha comentado que se va a estudiar la sentencia y «se va a obrar en consecuencia con los servicios jurídicos de la Gerencia de Urbanismo y del Ayuntamiento», de modo que «es cuestión de días que se tengan las conclusiones de cómo se va a actuar», ha aseverado.

LA SENTENCIA

La resolución se comunicó a las partes implicadas en el contencioso en julio de 2021, la familia del arquitecto Rafael de la Hoz y la Agrupación de Cofradías, mientras que el fallo judicial ha llegado a la administración ahora.

En concreto, la puerta se desmontó y se cortó en diez trozos. En estos momentos, el vano sigue abierto en el muro norte de la Mezquita y tapado con un vinilo, una fotografía gigante de la celosía retirada.

Entretanto, a finales de enero, la Fiscalía Provincial comunicó el archivo de las diligencias de investigación abiertas para determinar si ha habido responsabilidad penal en la autorización de 2015 que firmó la Consejería de Cultura para permitir la retirada de la cuarta celosía de Rafael de la Hoz.

En su archivo, el Ministerio Público recuerda que el proceso en el Contencioso Administrativo cuenta con una sentencia que es firme: la nulidad de la autorización para la retirada de la celosía.