Advertisements
El Respiradero, 💙 Opinión

El Corpus que devolvió la emoción

Foto: utreradigital

Saliste con miedo pero llena del valor que te han dado los años. En la vida has pasado tantas cosas desde que naciste. Tu alumbramiento fue en un año donde seguían los frentes abiertos. Infancia de hambre y una juventud que se ha quedado casi olvidada en el fondo blanco y negro de algún cajón. Viste como el mundo iba evolucionando a una velocidad que nunca llegaste a imaginar. Viviste una transición y la vuelta a los años del miedo con una maldita banda terrorista. A tus años creíste que no volverías a vivir una fecha marcada en la historia. Pero así es la vida.

En la calle intentabas que el aire no alborotara el peinado que con esmero habías conseguido en casa. Resonaba en el adoquinado tus tacones discretos pero dispuestos. Te daba seguridad llevar el mejor vestido del armario. Y fuerza tener en los labios un discreto color rosado de pintalabios aunque no se viera con la mascarilla. Una mascarilla que conseguía tapar algunas ochenteras arrugas de una mujer que había vuelto a su más bonita juventud.

Entraste por la puerta de la parroquia que ha sido el marco de tu vida. Allí te bautizaron, un día de primavera te casaste, viste morir a algún hijo y siempre regresarás hasta cuando te llegue la muerte. Estaba todo igual y no pudiste impedir el corazón te latiera aceleradamente. Allí estaban casi todos los de siempre. Faltaba alguna vecina. Nunca unas miradas tuvieron tantas emoción y un reencuentro fue tan esperado.

Al llegar la comunión te llenaste de emoción. Me dijiste que era como si hubieras vuelto a hacer la primera comunión. Y tu rostro no mentía. Vi en esta mujer la cara de una niña que se reencontrado con la felicidad. Que es no es otra que recibir a Dios. Tuvo que ser el día del Corpus Christi cuando el párroco salió a la puerta con el Santísima para bendecir al pueblo. En ese momento todo recuperó el color. Incluso el alma de esta mujer que desprendía un torbellino de emociones y colores que argumentaban la verdad de todo ésto.

Advertisements

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup