Portada, Sevilla

El Cristo de Burgos muestra su desacuerdo con un «nuevo Miércoles Santo» que «es evidente que no soluciona los problemas que tiene el día» y desgrana todas sus carencias

La Junta de Gobierno de la Hermandad del Cristo de Burgos ha remitido una carta a sus hermanos, suscrita por el hermano mayor, y Alberto Javier Martín Pérez, para explicar lo ocurrido este miércoles en la reunión mantenida en el Consejo General de Hermandades y Cofradías, en la que se aprobó la propuesta de reordenación para este próximo Miércoles Santo, quedando el orden de la nómina del día de la siguiente manera: El Carmen, Buen Fin, La Sed, San Bernardo, La Lanzada, El Baratillo, Los Panaderos, Las Siete Palabras y El Cristo de Burgos.

En la misiva, el hermano mayor traslada su «total desacuerdo con esta alternativa que se aprobó ayer durante la mencionada reunión ya que, a falta de estudiar los itinerarios en detalle, es evidente que no soluciona los problemas que a mi entender y al del propio Consejo tiene el día, incluso agravando gravemente alguno de ellos, y que a continuación os detallo:

Seguridad. En Calle Orfila se mantiene el paso de 5 cofradías por la confluencia de Orfila/Javier Laso de la Vega, corriendo el riesgo de que coincida el acceso de los Panaderos a la carrera oficial con la llegada de nuestra hermandad a la incorporación a la misma, así como la vuelta de La Lanzada por Cuna/Orfila, generando una nueva situación de riesgo de seguridad en la zona, similar a la vivida el pasado año.

Cruces de hermandades. Uno de los cruces que se pretendía resolver era precisamente el que se producía coincidiendo nuestra salida con el retorno de la Hermandad de El Carmen por la Plaza del Santísimo Cristo de Burgos dirección Santa Ángela de la Cruz. Pues bien, no sólo no se evita dicho cruce, sino que genera un problema aún peor, haciendo pasar a la Hermandad de El Carmen desde Sales y Ferrer por delante de la puerta de nuestro templo en San Pedro/Santa Ángela durante el acceso de nuestros nazarenos y con sólo un margen de 4 minutos antes de nuestra salida. Nuestra Cruz de Guía tiene prevista la salida a las 21:00, mientras que la Cruz de Guía de La Hermandad del Carmen está previsto que llegue al monumento de Santa Ángela a las 20:26 y su Paso de Palio a las 20:56. Lo que supone además un problema grave de seguridad ya que dificulta el acceso del cuerpo de nazarenos al templo y deja la Iglesia rodeada por la cofradía y el numeroso público que va a ver ambas cofradías.

Tiempos de paso insuficientes. Uno de los aspectos que se ha destacado en las reuniones era la posibilidad de adelantar la entrada en Carrera Oficial y aprovechar esos minutos de más que aún había de margen, hasta 20, para poder distribuirlos entre todas las cofradías. Cuestión que entendemos fundamental por la necesidad de incrementar los horarios de paso que tiene el día. Este plan tal cual está planteado lo imposibilita, es más había una variable que lo contemplaba que hubo de retirarse ya que obligaba a la hermandad del Buen Fin a superar la diferencia horaria en más de 2 horas, condición vinculante para no aceptar un plan. Ahora se queda en 1 hora y 58 minutos.

Horario de salida tardío. Se genera un nuevo problema que no existía en el día hasta ahora. Con este nuevo plan se establece para nuestra hermandad un horario de salida muy tardío y que obviamente impacta en la hora de retorno y entrada de nuestra cofradía, generando en nuestro caso una situación similar a la que la Hermandad de Los Panaderos legítimamente lleva intentado evitar estos últimos años.

Reparto de esfuerzos. A todo ello debo resaltar que no se han repartido los niveles de esfuerzos tal como se estableció en las distintas reuniones mantenidas hasta la fecha. Con este plan hay dos cofradías seriamente perjudicadas que soportamos sacrificios y esfuerzos enormes, como son el Buen Fin y El Cristo de Burgos. Una tercera, El Carmen, que aun manteniendo su puesto en la nómina y prácticamente su horario de salida se ve obligada a realizar todo el recorrido de vuelta, para cruzar por delante y no entorpecer nuestra salida, a un ritmo muy elevado. Y sin embargo el resto salen claramente beneficiadas».

«Como veis -subraya- son numerosos los problemas que este plan presenta y no atiende a una solución de la jornada tal como estaba previsto en el proceso, sino que genera nuevas situaciones de riesgo en materia de seguridad y perjuicio a unas hermandades en claro beneficio de otras. Lo que requiere un análisis pormenorizado y búsqueda de soluciones alternativas.

El máximo responsable de la corporación incide en que «por parte de nuestra Hermandad en todo momento hemos estado abiertos a buscar soluciones que de verdad fueran en favor de solucionar los problemas del día. Incluso realizando propuestas que claramente suponían por nuestra parte realizar esfuerzos y que lamentablemente han caído en saco roto». Y concluye afirmando que «obviamente trabajaremos porque el día se desarrolle lo mejor posible, es nuestro compromiso, por lo que desde ya ofrezco mi colaboración para que seamos capaces de buscar soluciones reales a los problemas planteados».