Racheando, 💙 Opinión

El viajero cofrade

No se si seré el único pesado / jartible / «friki» al que le pasa esto o somos más los que tenemos el síndrome del «capillita 365» y si tiene un día más el año, como este, mejor, un día más para pensar en Cofradías.

Hoy pude apreciar las vistas de medio norte peninsular aprovechando que el que conducia no era yo y, aunque el viaje fuera de apenas unas horas, tengo la sana (¿?) costumbre de, en caso de ver una iglesia, imaginarme las esculturas que allí puede haber, la fiesta / romería en su honor y si procesiona en Semana Santa.

Desde que vivo con mayor interés la Semana Santa, es decir, me he vuelto así de friki, no dejo de pensar en estas cosas. Si viajo a los pueblos del entorno al mío en Extremadura – por Aceuchal, Zafra, Los Santos de Maimona, etc… – con mi cámara en ristre voy viendo las ermitas e iglesias de cada lugar, haciendo pequeños reportajes de esas imágenes que aún no siendo de autores conocidos como pueden ser los de grandes capitales, tienen un gran valor sentimental en esas ciudades.

Soy un viajero que no deja de ser cofrade, y es que la cultura de lo cofrade y la religiosidad popular en nuestro país no dejan de estar íntimamente unidos, aunque la idiosincrasia de cada lugar es propia e interesante.

Siempre he dicho y siempre diré que cada semana santa tiene algo, no hay mejores ni peores para mi, y es que en la variedad está el gusto y la riqueza. Si fuera todo igual, que aburrido sería todo.

Los capillitas quizas seamos el futuro y creemos un nuevo tipo de turismo… ¿Quién sabe?

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup