De Cerca, Portada

Entrevista | Rafa Almarcha: “Cantar nuestra ‘Misa de la Alegría’ en el Vaticano fue precioso”

Gente de Paz tiene el inmenso honor de charlar con el sensacional compositor, cantante y alma máter del conocidísimo grupo Siempre Así, Rafael Almarcha

El veterano músico nos habla de los 30 años del grupo y su celebración con la interpretación de la “Misa de la Alegría” en el Vaticano, de los comienzos de Siempre Así, sus canciones y momentos más emotivos y su amor por las cofradías sevillanas

Siempre Así cantando “La Misa de la Alegría” en el Vaticano. Foto: EWTN Español.

• ¿Cómo nace la idea de celebrar los 30 años en la música de Siempre Así en la Basílica de San Pedro? 

Cuando grabamos “La Misa de la Alegría” pensamos que alguna vez sería bonito cantarla en Roma, en la Basílica de San Pedro. 

Nos parecía algo muy difícil, pero al celebrar los 30 años recibimos la invitación de la Fondazione Pro Musica E Arte Sacra de Roma, que organiza conciertos y eventos musicales en distintas iglesias de Roma.

“Nos parecía algo muy difícil cantar en el Vaticano, pero al celebrar los 30 años recibimos la invitación de la Fondazione Pro Musica E Arte Sacra de Roma (…)”

Ellos se encargaron de realizar la gestiones para que cantáramos en la Basílica De San Pedro nuestra “Misa de la Alegría” y fue precioso.

Además esta eucaristía la iba a presidir Don Carlos Amigo Vallejo, que fue uno de los precursores de “La Misa de la Alegría”, invitándonos a presentarla en la Catedral de Sevilla cuando era arzobispo de la ciudad. Pero desgraciadamente el cardenal Amigo murió en abril y no pudo llegar.

Se nos presentó entonces el problema entre comillas de encontrar a un sacerdote para celebrar la misa, y pensamos que Don Manuel Sánchez, nuestro director espiritual en la Hermandad del Rocío de Triana, era la persona idónea. De hecho nos regaló una homilía maravillosa durante la misa. 

Y respecto a los días que hemos pasado en Roma, han sido indescriptibles, viviendo jornadas de hermandad, familia y amistad. Viajamos casi 400 personas desde distintos puntos de España y fuera de España, Ecuador, Galicia, Pais Vasco, El Ejido (Almería), Sevilla o Badajoz entre otros lugares.

“(…) Los días que hemos pasado en Roma, han sido indescriptibles, viviendo jornadas de hermandad, familia y amistad”

Uno de los momentos más destacados de esa visita a Roma ha sido el Ángelus del Papa Francisco en el que se mandó un saludo a Siempre Así. ¿Pudieron conocer al Santo Padre? 

No porque no se encuentra bien de salud, e incluso se han suprimido las audiencias de los miércoles. 

Pero para nosotros que haya tenido el detalle de saludarnos y felicitarnos en el Ángelus, ya ha sido magnífico.

Siempre Así cantando “La Misa de la Alegría” en la Chiesa San Ignazio. Foto: EWTN Español.

Junto a “La Misa de la Alegría” en la Basílica de San Pedro hubo otro concierto más. ¿Cómo os habéis preparado para estas dos citas en Roma?

Sí, en la Chiesa San Ignazio. Nosotros hicimos hace unos tres años una serie de conciertos con orquesta sinfónica, con la cual visitamos un montón de ciudades tanto de España como de América. 

Y para los conciertos de Roma contamos con la RomAEnsemble Orquesta, muy conocida en Italia.

Además viajó con nosotros nuestro director John Richard Durant, un músico inglés maravilloso afincado en Sevilla. Con él y con la orquesta hemos preparado estas actuaciones, teniendo bastantes ensayos cuando llegamos allí. 

“(…) Para los conciertos de Roma contamos con la RomAEnsemble Orquesta; y nuestro director John Richard Durant, un maravilloso músico inglés afincado en Sevilla”

Integrantes del Grupo Siempre Así. Foto: Siempre Así Oficial.

• Al hilo de ese 30 aniversario, ¿cómo decide un grupo de amigos que les gusta cantar, probar la música profesional? 

Nosotros nos conocimos en el coro del Rocío de Triana con 15 o 16 años, siendo unos niños. 

“(…) Nos conocimos en el coro del Rocío de Triana con 15 o 16 años, siendo unos niños”

Allí nos enseñaron a cantar, con la dirección de Gualberto García, que es un músico espléndido. Él venía del rock, pero poseía una mentalidad muy abierta capaz de dirigir algo tan distinto como un coro rociero. 

En la hermandad y el coro, donde había 40 personas, aprendimos valores cristianos como el perdón, la solidaridad o la amistad, los cuales nos han servido y nos sirven en nuestra vida. 

“En la hermandad y el coro (…) aprendimos valores cristianos como el perdón, la solidaridad o la amistad, los cuales nos han servido y nos sirven en nuestra vida”

Recuerdo por ejemplo cómo íbamos a cantar con el coro a residencias de ancianos u hospitales, alegrando a las personas necesitadas de alegría y optimismo. Eso nos ha servido y curtido muchísimo. 

Una vez finalizada la etapa del coro, que duró 4 o 5 años, empecé a dedicarme a la música profesionalmente en medios como la televisión. 

Aunque habíamos dejado el coro, los chavales del grupo nos seguíamos viendo los fines de semana, cantábamos en bares o incluso nos contrataban para lo que solemos llamar las “BBC” (bodas, bautizos y comuniones). Estamos hablando de la etapa del boom de las sevillanas, coincidiendo con la Exposición Universal de Sevilla celebrada en 1992. 

Yo propuse a algunos amigos del amplísimo grupo la idea de grabar un disco. Lo hice porque a la gente le encantaba vernos cantar, ya que no era ni un coro de 40 personas ni un grupo de sevillanas de 4. Éramos un híbrido de 5 chicos y 5 chicas, que no vestíamos de flamenca (las mujeres) ni en traje de chaqueta (los hombres), sino que íbamos de manera informal y de calle. Y no teníamos un nombre tradicional, sino algo totalmente diferente como era “Siempre Así”. Todo eso sumó y gustó al gran público. 

“(…) A la gente le encantaba vernos cantar, ya que no era ni un coro de 40 personas ni un grupo de sevillanas de 4”

Además, las canciones eran muy frescas y positivas, lo cual hacía que todavía se entusiasmaran más personas. 

Entonces vimos que aquello gustaba más de la cuenta, y empezaron a salir cada vez más contratos, llegando a tener hasta un centenar de conciertos al año, lo que obligó a que los miembros del grupo que no se dedicaban profesionalmente a la música dejaran sus ocupaciones. 

Y durante esos años de carrera, ¿se queda con algún momento que se le haya grabado en el corazón?

Hay muchos. Por citar alguno, el estreno de “La Misa de la Alegría” en la Catedral de Sevilla con el cardenal Amigo Vallejo, que fue algo que nos dio la vuelta al corazón. 

O también la actuación en el Teatro Real con la Orquesta Sinfónica de Málaga, que fue algo impresionante, ya que se trataba de la primera vez que un grupo que defiende la música folclórica popular, y andaluza para más señas, llenaba el Teatro Real dos días seguidos. 

“(…) El estreno de ‘La Misa de la Alegría’ en la Catedral de Sevilla con el cardenal Amigo Vallejo, fue algo que nos dio la vuelta al corazón”

¡Hay tantos instantes bonitos! Hemos tocado en el Maestranza, las Ventas, Quito, Ecuador, las Plazas de Toros de Bogotá o Medellín, etcétera. Son todos momentos muy especiales para nosotros. 

• Y sobre el amplísimo repertorio de Siempre Así, ¿hay alguna canción con la que se quede? 

Pasa lo mismo. Hay cientos. Yo me ceñiría a las que el público ha hecho suyas. 

La versión que hicimos de My Way (A mi manera), a nosotros nos ha dado alas. Hay niños que no saben que esa canción la cantaron en su momento artistas de la talla de Frank Sinatra o Paul Anka. Nosotros la hemos españolizado y devuelto al mundo “a nuestra manera”, como indica el tema.

“La versión que hicimos de My Way (A mi manera), a nosotros nos ha dado alas”

Después hay una canción que escribí yo titulada “Si los hombres han llegado hasta la luna”, que no podemos dejar de cantar en los conciertos. 

También en esta última etapa el tema “Alguien” ha gustado muchísimo. 

O las versiones de Manuel Alejandro son muy importantes, con canciones como “Para volver a volver”, “Se me va” o “Te estoy queriendo tanto”; temas que igualmente hemos llevado a nuestro estilo sureño y andaluz. 

Hay muchas canciones que la gente ha hecho suyas, y les han valido para levantar el ánimo en un momento delicado relacionado con la salud o el trabajo. 

“Hay muchas canciones que la gente ha hecho suyas, y les han valido para levantar el ánimo en un momento delicado (…)”

• ¿Qué le queda por hacer a Siempre Así? 

Pues esto de Roma estaba pendiente, y se ha cumplido con creces porque ha salido redondo, y tenemos que dar Gracias a Dios por ello. 

Incluso en Italia nos han hecho un ofrecimiento para volver en 2025, que es Año Santo. 

En fin, nos queda lo que queramos que nos quede, porque nunca hemos puesto las luces largas en nada. Hemos vivido día a día, y disfrutado el momento. 

“(…) Nos queda lo que queramos que nos quede, porque nunca hemos puesto las luces largas en nada”

Este fin de semana hemos actuado en La Línea de la Concepción (Cádiz) y en Boadilla del Monte (Madrid), y cada concierto lo disfrutamos de la misma manera porque aunque sean distintos, el contacto con el público es el que hace que disfrutemos de esta profesión. Es el público el que ha hecho que lleguemos hasta aquí, cumpliendo 30 años y posibilitando que en este 2022 hagamos casi 70 conciertos. 

Eso es lo que nos queda por hacer: Starlite en Marbella, el Teatro Romano de Mérida el 30 de septiembre junto a José Manuel Soto, los conciertos de la preciosa gira “Siempre 30 así” que nos llevará por muchos teatros y auditorios de España como Fibes en Sevilla, el Teatro Alcalá de Madrid, Málaga o Valencia. En la página web se pueden ver todas las fechas y ciudades. 

En resumen, lo que nos queda por hacer es disfrutar de la música, y seguir viviendo momentos bonitos con nuestro público. 

“(…) Lo que nos queda por hacer es disfrutar de la música, y seguir viviendo momentos bonitos con nuestro público”

Nuestro Padre Jesús del Gran Poder. Foto: Sevilla Actualidad.

• Centrándonos en usted, ¿cómo vive las fiestas de primavera de su ciudad, Sevilla, a las que tanto ha cantado?

Disfrutándolas como un sevillano más, y orgulloso de que Sevilla sea tan celosa y posesiva con sus tradiciones, cuidándolas y permitiendo admirar por ejemplo una Semana Santa de esa belleza. Es algo para estar orgulloso. 

“Estoy orgulloso de que Sevilla sea tan celosa y posesiva con sus tradiciones, cuidándolas y permitiendo admirar por ejemplo una Semana Santa de esa belleza (…)”

Yo soy de las hermandades del Gran Poder y El Dulce Nombre porque San Lorenzo era el barrio de mi padre, quién nació en la esquina de la calle Flandes con Santa Ana.

Y claro, desde pequeños somos de ambas cofradías, ya que mi abuelo pertenecía también al Gran Poder, y por tradición familiar hemos continuado, saliendo incluso de nazareno hasta la actualidad. 

Y por otro lado me toca la Hermandad del Rocío de Triana, que es una corporación de Gloria. Nosotros somos muy rocieros, y la hermandad ha sido determinante en nuestras vidas porque en la adolescencia nos encontramos todos allí, y nos inculcaron valores que nos han servido a cada uno. 

“Yo soy de las hermandades del Gran Poder y El Dulce Nombre porque San Lorenzo es mi barrio (…)”

Allí nos conocimos, hicimos nuestras amistades, algunos nos casamos… Y en definitiva todo está relacionado. 

Actualmente, uno de los integrantes de Siempre Así, Nacho Sabater, es Teniente de Hermano Mayor del Rocío de Triana, por lo que la vinculación es muy fuerte. 

“Nosotros somos muy rocieros, y la Hermandad del Rocío de Triana ha sido determinante en nuestras vidas”

Nuestra Señora del Rocío. Foto: Hdad. Matriz de Almonte.

Y ya por último, quiero preguntarle como rociero, ¿qué le pide a la Virgen? 

Salud y paz, pues con esas dos cosas todo se puede conseguir.

Yo creo que es la clave, que la salud nos respete, y seamos capaces de vivir la vida en paz.