A paso mudá, Opinión

Filtro cofrade

¿Nunca nos hemos parado a pensar en quiénes forman nuestras hermandades y todo el mundo de la Semana Santa? Es una cuestión interesante, ya que últimamente se está desvirtuando todo mucho.

Bajo mi punto de vista, pienso que todo lo que conlleva la Semana Santa, se está politizando, en un mercado donde los grandes son los únicos que manejan todo, a nivel de todo y en cualquier ámbito de esto.

En las hermandades hay personas de todo tipo, como es normal. Lo que no es normal es el perfil de hermanos que boicotean todo lo que les viene en gana, de cualquier forma, llegando a la humillación si es necesario. ¿Las hermandades no hacen nada al respecto? Está bien acudir a la libertad de expresión, pero creo que eso tiene un límite que no se debe sobrepasar. Cuando una persona manifiesta que es de X hermandad, banda, asociación, etcétera, debería mantener una actitud acorde a lo que defiende, representa y ama. De nada sirve el boicot público, las presiones internas, el quedar bien y el hachazo por la espalda.

Al final, lo que importa es el voto al hermano mayor de turno, con sus disputas previas. Lo que también importa es manejar a capataces, bandas, floristas y un largo etcétera al gusto. Lo que no importa por lo que veo, es el sentido de la hermandad, lo realmente importante. Solo cobra sentido el teatro en la calle y el protagonismo propio.