Advertisements
En mi Huerto de los olivos, Opinión

Gracias Cádiz

El pasado fin de semana estuvimos en Cádiz, mi novia Ana y yo. El motivo como se pueden imaginar es que algún tipo de procesión o paso íbamos a ver allí. Y como bien saben, eso fuimos a ver. Además como es normal de conocer la Tacita de Plata, sus playas, su gastronomía -de categoría- y como es normal a sus gaditanos.

Así tomamos camino de Cádiz por la mañana tempranito para no encontrarnos ningún tipo de contratiempo en carretera. Cuando llegamos a tierras gaditanas nos dispusimos a empezar nuestro gran fin de semana. Y como les digo fue un gran fin de semana. Allí en Cádiz, un cielo azul precioso nos recibía. El olor a mar se nos colaba por las ventanillas del coche y ese fresquito que nos recibió dicha mañana.

Una vez ubicados, empezamos a disfrutar del entorno. Por la mañana estuvimos un ratito en la playa. Disfrutando de su arena y de su mar, por cierto algo fresco y no soy persona de quejarse por el agua fresca, pero me dio esa sensación a mí. Después disfrutamos de la gastronomía con lo habitual de aquella tierra. Marisquería Cervecería La Marea, pregunten por Jesús, y les aseguro que disfrutarán del lugar y de la comida

Llego la tarde y nos fuimos al centro de la ciudad. Allí ya se empezaba a vislumbrar que iba a ser una grandísima tarde noche. El movimiento ya delataba la cantidad de gente que nos íbamos a encontrar por los distintos rincones de la ciudad. Se respiraba ambiente importante y cofrade por doquier. En cada calle, rincón o plaza el bullicio empezaba a llenar cada uno de sus lugares. Componentes de bandas, costaleros, cargadores, capataces y gente engalanadas para el evento.

De primeras un amigo de Cádiz, Jesús, me ubico y estuve con él viendo los primeros pasos que salieron. Después el tiro por su lado y nosotros nos fuimos por otro. Buscando una de las calles más famosas de allí nos encontramos con un grupo de cofrades cordobeses, como no podía ser de otra manera. Pepe, Juan Carlos y Paco, hermanos de la Estrella, con sus respectivas familias nos encontramos y estuvimos un buen rato viendo el paso de los distintos pasos de Cádiz y su provincia. Al terminar con ellos, como no podía ser de otra manera, nos encontramos con otro cordobés Alejandro y su novia, que también son de la Estrella y con ellos rematamos de ver los últimos pasos. También estuvimos departiendo con unos gaditanos cofrades y echamos un rato estupendo, estupendo con ellos. Uno de ellos con la sangre de madre de Aguilar de la Frontera.

Entre medias de unos y otros, había que tomar un refrigerio, como mandan los canones. Para disfrutar de las tabernas gaditanas y de sus exquisiteces, les aconsejo la Taberna La Añada. Que tapas tan estupendas y ricas, con su dueño y resto de personal que nos hicieron pasar un rato súper agradable.

Así disfrutamos viendo a El Huerto de San Fernando, el Prendimiento de Cádiz, el Cautivo de Algeciras, la Columna de Cádiz, el Amor de Chiclana, Cristo de la “caña” de San Roque, el Nazareno de Medina Sidonia, el Gran Poder de La Línea, los Afligidos de San Fernando, Humildad y Paciencia de Cádiz, el Perdón de Chiclana, la Vera-Cruz de Puerto Real, la Buena Muerte de Cádiz, el Santo Entierro de Conil, el palio de los Dolores Servitas de Cádiz y el Resucitado gaditano.

Una jornada espectacular. Hablando de bandas, hubo un nivel exquisito en los acompañamientos musicales. Agrupaciones musicales como la Fuensanta de Morón, la Cena de Cádiz, los Polillas de Cádiz, Ecce Mater de Cádiz. Bandas de música como Maestro Dueñas del Puerto de Santa María, la Sociedad Filarmónica de Conil, Fernando Guerrero de los Palacios y Villafranca. De cornetas y tambores un elenco magnífico de bandas como Tres Caídas del Realejo de Granada, Rosario de Cádiz, Amor y Sacrificio de Lebrija, Cristo de la Vera Cruz de los Palacios, San Juan Evangelista de Las Cabezas de San Juan, Presentación al Pueblo de Dos Hermanas, Tres Caídas de los Arcos, Rosario de Arriate y Caído-Fuensanta de Córdoba. También hubo Capilla Musical de María Auxiliadora de Sevilla y Lignum Crucis.

Para terminar nuestra jornada vimos por último al Resucitado de Cádiz acompañado por la banda cordobesa y allí saludamos a mis amigos que iban acompañando a la imagen gaditana. Una jornada fantástica e histórica por la conmemoración del 750 Aniversario del traslado de la Diócesis de Medina Sidonia a Cádiz, con un Vía Crucis Diocesano.

Bueno les dejo por esta semana, sean felices y extrapólenlo. Que tengan un feliz de semana hoy que es festividad de San Enrique.

Advertisements

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para más información. ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: