En mi Huerto de los olivos, Opinión

Hace 447 años

Nos encontramos muy preocupados unos y otros no tanto, porque el domingo que viene un equipo de fútbol que dice ser grande, no va a realizar un pasillo al campeón, otro equipo que también dice ser grande.

El pasado lunes, hubo un equipo, que no es de los que se dice ser grande y lo fue por el simple hecho de hacerlo al recién campeón de la Copa del Rey de este año, otro equipo que dice ser grande.

Nos estamos volviendo tontos de remate por completo. Los valores y la educación siempre hay que tenerlos, sea quien sea quien se lo merece. Parece que solo tenemos ganas de enfrentamiento y humillación.

Hay muchas teorías de quien debe de realizar dicho pasillo, pero el hecho de que se le haga a un equipo que es el ganador, no solo es reconocer el trabajo y esfuerzo al ganador, si no lo más importante, es demostrar la clase de los perdedores. Y esto, hoy en día, está en desuso y nos inventamos una serie de chorradas y pamplinas que solo me sorprenden en lo que nos estamos convirtiendo.

Cuando se entrega un Nobel, las muestras de admiración hacia el premiado son de un nivel fantástico, porque no lo hacemos nosotros con nuestros rivales. Porqué vivimos en esta continua batalla de sentimientos, envidias, resquemor, complejos…

¿Por qué lo normal lo estamos convirtiendo en anormal? No nos queremos dar cuenta, pero estamos viviendo una época complicada y convulsa, esperemos mejore con las cualidades y las ganas de cambiar de cada uno de nosotros.

Se nos presenta, una jornada espléndida en la vida de los cordobeses. Un día que deberíamos de conocer cada uno de los que vivimos en la ciudad de San Rafael. Si, en la ciudad milenaria de Córdoba. Con cada una de sus culturas que estuvieron aquí asentadas y nos dejaron la riqueza en sabiduría de la que podemos presumir a día de hoy.

La historia de esta ciudad es impresionante y deberíamos de conocer un poquito de ella. No dejarla en el olvido su historia por culpa de políticos y leyes que no tienen sentido y sí mucho sinsentido. Enfrentamientos que eran de otras épocas y disfrutemos de cada piedra milenaria puesta en la ciudad más bella del mundo. Que cada rincón de esta ciudad nos enseñará un pedacito de su magnífica historia.

El sábado, 7 de mayo, harán 447 años de la aparición de San Rafael al padre Andrés de Roelas para jurar que las reliquias aparecidas en San Pedro son de los Santos Mártires. Para ello, Córdoba, escoltará con su cortejo al alcalde perpetuo de la ciudad. Delante del Custodio de la ciudad, irá a modo de pasillo un cortejo lleno de respeto y saber estar.

El cofrade que quiera y el que no sea cofrade, simplemente que sea cordobés o cordobesa, que disfrute de esta jornada. No nos podremos retrotraer al año 1575, ni a la persecución de los cristianos en la época donde estaban los romanos en

nuestra ciudad, pero disfrutemos de lo que nos ha tocado vivir en el año 2022. Córdoba, es la segunda capital del mundo en número de mártires por detrás solamente de Roma.

Recuerden los dos años que llevamos de pandemia. Miren los informativos, sea el que sea, de una guerra que no tiene sentido sino interés. Lo hemos pasado bastante mal estos dos años y lo están pasando peor en Ucrania. Disfruten y dejen que pasen los años, de esto hace 447 años…