Advertisements
En mi Huerto de los olivos, 💙 Opinión

Hasta siempre Miguel y Vicente. Adiós Telecirco

Está visto y comprobado que esta vida, es compleja y difícil, y lo peor de todo muy complicada de entender con los acontecimientos que te depara cada día.

Por aquel entonces, yo era muy joven y compartía afición por el mundo del costal y daba mis primeros pasos en el terno negro. En la otra esquina de aquella mesa de palio, compartiendo afición, se encontraba Miguel Amate. La juventud me hacía preguntar me como podía gustar y compaginar dos culturales tan distintas pero a la misma vez tan enriquecedoras.

Miguel con su bigote de aquel tiempo, era artista para la pluma con sus letras para sus versos cantados por agrupaciones carnavalescas como lo era también poniendo su granito de arena y experiencia siendo contraguía de aquel paso de palio. Al igual que costalero de unos pocos de pasos y donde tuvo a bien, dejar su legado. Persona agradable que no buscaba la polémica, y que me enseñó que en la vida tiene que haber de todo. Porque todos podemos tener gustos igual de dispares como de semejantes y no por ello deben de ser canales de confrontación. Qué verdad. Aunque no es menos cierto que cada uno ve la historia según le conviene. Por eso se dice que no hay palabras mal dichas, sino mal interpretadas. Hasta siempre Miguel.

La vida con su inestimable amigo, el tiempo, nos colocará a cada uno de nosotros en nuestro sitio. Para bueno o para malo. Cada uno de nosotros sabremos lo que estamos alimentando en nuestros caminos. Vicente, no sé que habrá pasado. Pero no es menos cierto, que lo que alguna vez hablamos, me demostraste una solera inusual de aquella juventud, donde la fogosidad y la pasión nos exaltaban sin pensar en sus consecuencias. Tu templanza a la hora de tomar una decisión te engrandecía, y tus ganas de querer mejorar en todos los aspectos tanto tú, como los que se encontraban a tu alrededor, era la mejor versión de una persona humilde y trabajadora. Hasta siempre Vicente.

Tenía que rendir este pequeño homenaje a dos personas que por distintos motivos nos han dejado no hace muchos días. Pero lo duro, triste y a la misma vez precioso de la vida, es que continúa con su devenir de sucesos continuos.

Ayer por avatares de la vida, vi, después de mucho tiempo el telediario de la cadena de televisión Telecirco, perdón Telecinco. Y mira por donde hablaban con una elocuencia fraudulenta en el reportaje, sobre los ensayos de costaleros en Sevilla. Según la normativa municipal que allí rige su Ayuntamiento, la hora de comienzo de los ensayos tendrá que ser tarde, para no provocar atascos que los sevillanos no desean. Y colocan dos imágenes primero de un paso ensayando y recreándose en una marcha con su manera de andar y a continuación otra imagen de una avenida de Sevilla -supongo- con un atasco de coches.

Hay que ser barrio bajero, para poner imágenes que no tienen que ver nada la una con la otra. Es cierto que se puede crear alguna retención, pero no es menos cierto que en el momento que el paso, con los capataces, encuentra un lugar donde colocarlo, lo colocan en ese hueco para poder dejar pasar a los coches. Pero lo que es peor, van y dicen con otra imagen de una Virgen de Sevilla, que se olvidan de sus imágenes, aparcan los pasos y los dejan por beber cervezas.

Lo siento Telecirco, sois basura informativa y manipuladores de la verdad. Se nota la tendencia que tenéis, por eso seguiré pasando de largo al realizar zapping.

Advertisements

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup