Córdoba, Portada

La aclaración de que la suspensión de la Cabalgata de Carnaval de Córdoba no ha emanado del Ayuntamiento sino de la Asociación Carnavalesca relaja la inquietud sobre el Vía Crucis de las Hermandades

La teniente de alcalde de Promoción del Ayuntamiento de Córdoba, Marián Aguilar (PP), ha informado este martes del Carnaval de la ciudad, que se desarrolla desde el día 6 de febrero hasta el 6 de marzo, con más de una decena de actividades y eventos, incluyendo el concurso de agrupaciones, pero sin pasacalles, ni desfile, y con actuaciones en espacios abiertos.

Así lo ha destacado la edil en una rueda de prensa junto al vicepresidente de la Asociación Carnavalesca Cordobesa, Manuel Zurera, y José María Hidalgo, autor del cartel anunciador de esta cita, tras ganar un concurso con un premio de 650 euros y que «representa un símbolo icónico de la ciudad», como es la Chiquita Piconera, y hace un homenaje a los carnavaleros Miguel Amate y Paquito Luque, fallecidos en los últimos años.

En concreto, la programación comienza el 6 de febrero con una gala para elegir a la Sultana y Sultán y la Salmorejá en la Plaza de la Corredera, a partir de las 12,00 horas, mientras que concluye el 6 de marzo en la Plaza de la Corredera con la quema del Dios Momo y actuaciones de agrupaciones en la citada plaza y la de las Cañas.

Respecto a la suspensión, el vicepresidente de la Asociación, Manuel Zurera, ha explicado que el organismo al que pertenece propuso la suspensión del pasacalles que debía haberse celebrado en el Puente Romano y sus inmediaciones, habida cuenta de que es un evento que congrega una gran cantidad de público y que posteriormente se decidió suspender también la cabalgata por el centro de Córdoba por no parecerles justo mantener una y suspender la otra. Es decir, la decisión de suspender las cabalgatas no ha emanado del Ayuntamiento sino de la Asociación Carnavalesca. El Ayuntamiento se ha limitado a aceptar la propuesta.

Conviene subrayar que en las últimas horas muchas voces del mundo cofrade habían manifestado su inquietud tras el anuncio efectuado este lunes por el delegado de presidencia, Miguel Ángel Torrico, en relación a la suspensión de la cabalgata carnavalesca, toda vez que debía haberse celebrado el mismo fin de semana que deberá tener lugar el Vía Crucis de las Hermandades cordobesas. Voces que entendían que si una suspensión se producía la celebración del otro acto, el de índole cofrade, quedaba en entredicho. No obstante la aclaración enunciada por Zurera ha difuminado esta inquietud en la medida de que no se trata de una suspensión propiciada por el Ayuntamiento sino por la propia Asociación Carnavalesca. En este contexto, si bien la incertidumbre sigue vigente y pendiente de la evolución sanitaria no parece que la suspensión de la Cabalgata de Carnaval tenga que tener reflejo alguno en una hipotetica suspensión del Vía Crucis de las cofradías reduciéndolo al rezo en el interior de la catedral como ocurriese el pasado año.

En otro orden de cosas, el propio Zurera ha admitido que el concurso de agrupaciones, que este año se ve «un poco mermado por culpa de la pandemia», si bien se espera que se celebre «con toda la normalidad posible dentro de las medidas sanitarias» desde el viernes 11 al sábado 19 de febrero. El día 18 de febrero se prevé el Carnaval de los Mayores y un espectáculo de Manolo Morera y Carlos Mení, el sábado 26 será el pregón y del domingo 27 al 6 de marzo tendrá lugar el carnaval en la calle, concretamente en la plaza de la Corredera y espacios aledaños.

Asimismo, han resaltado que este año se acerca el carnaval a las seis barriadas periféricas el día 5 de marzo, a las 13,30 horas, con «el compromiso de consolidar y mejorar la fiesta», ha apuntado la concejal.

Desde el Consistorio y la asociación han valorado el aumento en la cuantía del convenio, de 115.000 a 142.000 euros, y la rotulación de dos calles de la ciudad con Miguel Amate y Paquito Luque, en Santa Marina y Campo de la Verdad.