Córdoba, Portada

La Asamblea de la Agrupación de Cofradías de Córdoba rechaza la incorporación de la Quinta Angustia y de los Dolores de Alcolea

La Agrupación de Cofradías de Córdoba capital ha celebrado este jueves, en el Salón de Actos del Palacio Episcopal, sito en la calle Torrijos, una importante Asamblea general ordinaria de hermandades, en la que se han abordado distintos puntos, si bien uno de ellos sobresalía de los demás por la importancia del mismo: la posible incorporación a la nómina de hermandades que forman parte de la Agrupación de Cofradías de dos hermandades: la Quinta Angustia y los Dolores de Alcolea. Se trataba de ver cumplidos los anhelos de ambas cofradías, de obtener el respaldo necesario. Un respaldo que no se ha producido.

En el caso de la Quinta Angustia, con esta sorprendente negativa se da al traste con la posibilidad de protagonizar un nuevo hito en el envidiable camino que viene desarrollando la corporación en poco más de una década de existencia y que la sitúa como uno de los proyectos más pujantes y consolidados de cuantos conforman el elenco de nuevas cofradías de la ciudad de Córdoba, pese a lo cual 18 votos han sido contrarios a su incorporación frente a 15 sufragios a favor, 3 en blanco y 1 nulo.

Tampoco se ha aceptado la incorporación de los Dolores de Alcolea, habiéndosele negado ya en el pasado la posibilidad de agruparse por el hecho de tener su sede canónica en una barriada periférica, porque, pese a que Alcolea pertenece a Córdoba, está a unos 10 kilómetros de distancia del centro. 30 votos han sido contrarios a su incorporación frente a 5 a favor, 2 en blanco y 1 nulo.

Adicionalmente, se han sometido a valoración de las hermandades el presupuesto para el ejercicio del año 2022, la ratificación de los Censores de cuentas para el ejercicio del año 2022, la aprobación de la cuantía para la Obra Social conjunta de las Cofradías para el año 2022 y apertura para la recepción de proyectos. En este sentido, la memoria de 2022 se ha aprobado por 36 votos favorables y 2 abstenciones, han sido aprobadas las cuentas de 2021 y el presupuesto de 2022 con 36 votos a favor y 2 abstenciones y han sido nombrados como censores de cuentas las hermandades de la Estrella, Vera Cruz y Tránsito. Finalmente, ha sido aprobada la obra social para 2022. En la asamblea han estado representadas 36 hermandades: 29 de penitencia y 7 de gloria.

Quinta Angustia

Conviene recordar que la joven corporación cordobesa celebraba el pasado mes de septiembre una cita trascendental para el devenir de su corta historia: la aprobación por unanimidad de los estatutos de la Hermandad Sacramental y Cofradía de nazarenos mercedarios del Santísimo Cristo de la Merced, Nuestro Padre Jesús en su Soberano Poder, María Santísima de la Quinta Angustia y Nuestra Señora de la Merced. Se cumplía, así, el paso previo a la oficialidad por parte de las autoridades eclesiásticas competentes que convirtiera a la corporación en Hermandad de pleno derecho, que se certificó el 28 de noviembre de 2020.

Y es que durante la Solemne Eucaristía celebrada aquel sábado, 28 de noviembre, en la Iglesia Parroquial de Nuestra Señora de la Merced con motivo del X Aniversario fundacional de la corporación, que era presidida por Demetrio Fernández González, Obispo de Córdoba, se daba lectura -por parte de Antonio Prieto, vicario General de la Diócesis- al decreto de erección como Hermandad de pleno derecho, documento entregado por el prelado que quedó firmado el pasado 14 de noviembre. Sin duda, una fecha que quedará grabada a fuego en el seno de la Hermandad de la Quinta Angustia de la que fueron partícipes autoridades militares y civiles con la presencia destacada del alcalde de Córdoba, José María Bellido.

Cabe recordar que en enero de 2020 el vicario General de la Diócesis de Córdoba y director espiritual de la Quinta Angustia, Antonio Prieto, recibió los estatutos para su aprobación como Hermandad ad experimentum en lo que supuso un paso más en el maravilloso sendero de acontecimientos que han desembocado en su constitución como Hermandad de pleno derecho mediante la concesión del pertinente Decreto de Erección Canónica. Un «encuentro y entrega que es el preceptivo desde que en noviembre del año pasado el Consejo Episcopal que preside el Excmo. y Rvdmo. Sr. Obispo aprobara por unanimidad el inicio del proceso, que ahora ha concluido, con la firma del Decreto que la constituye definitivamente como Hermandad de Penitencia y supone el último eslabón de la simbólica cadena.

Fue a principio del año 2010, cuando un grupo de amigos, todos ellos cofrades, comenzaron a tener la inquietud de forjar una Hermandad que pudiera cubrir unas necesidades espirituales y de Fe. A lo largo de ese año este grupo de personas comenzaron a darle forma a ese proyecto a través de reuniones y de marcarse objetivos que hicieran posible ir alcanzando la meta que tanto querían. Fueron muchas las personas que se interesaron por el proyecto, llegando en pocos meses a contar con un gran número de adeptos. Se formó entonces una Junta Rectora, que se encargaría de tomar las riendas de todas las iniciativas y formar así una estructura que permitiera el desarrollo de las iniciativas.

La primera necesidad era la vinculación de este proyecto con un templo de la ciudad donde la actividad tuviera un arraigo y donde de la mano de un Consiliario comenzara a dar sus frutos. Fueron muchas las propuestas que se plantearon, tomando finalmente dos opciones como más factibles, teniendo en cuenta que nunca fue el deseo de este grupo de cristianos el de competir con otras agrupaciones o asociaciones que pudieran ya estar desempeñando una labor o un trabajo en algunas de las Parroquias que tenemos en nuestra ciudad, es por ello que los dos Templos que finalmente quedaron como opción fueron la Capilla del Colegio de Santa Victoria y la Iglesia de Nuestra Señora de la Merced.

Tras numerosas reuniones donde se tuvieron en cuenta muchos puntos de vista y los pros y contras de ambos lugares, se decidió que la futura Hermandad, tenía que desempeñar sus funciones evangelizadoras en la Iglesia de Nuestra Señora de la Merced, debido al gran número de hermanos que se encontraban en la zona de este templo o muy próximos a él y a la necesidad de este grupo de hermanos de impulsar una mayor presencia en esta comunidad de fieles, que por distintos motivos se estaba viendo mermada.

En 2011 se constituyó la primera Junta de Gobierno de manera oficial de la Pro Hermandad Sacramental y Cofradía de Nazarenos Mercedarios del Santísimo Cristo de la Merced, Nuestro Padre Jesús en su Soberano Poder, María Santísima de la Quinta Angustia y Nuestra Señora de la Merced. La primera meta que se plantea esta Junta de Gobierno es la de realizar la Imagen de María Santísima de la Quinta Angustia que junto a la del Santísimo Cristo de la Merced y la de Nuestra Señora de la Merced, ya existentes en el templo, empezaran a conformar el grupo de Titulares de la Pro Hermandad. El 6 de julio del año de 2011 se firma el contrato con Juan Jiménez González y Pablo Porras Castro, quienes se comprometen a realizar la Imagen de María Santísima de la Quinta Angustia.

La segunda meta que se plantea es la de crear unos cimientos firmes y marcar unos objetivos claros para la Pro Hermandad, de manera que sea su actividad formativa, evangelizadora y caritativa los pilares básicos, así como la de dar cultos a sus Sagrados Titulares; sin duda una labor que se lleva gran parte del año 2012 y 2013. Durante estos años se van redactando el primer Estatuto y se van perfilando las ideas clave de la hermandad y de su idiosincrasia.

La agenda del año 2013 es sin duda muy importante ya que se establecen los vínculos más fuertes y la metodología de trabajo de todo el equipo humano. La bendición por parte del Obispo de Córdoba de la imagen de María Santísima de la Quinta Angustia y todos los preparativos para dicho acontecimiento, marcan sin duda la agenda de este año. Las reuniones se duplican ya que además de las ordenarías para seguir el curso ya marcado se suman los preparativos de este acontecimiento que sin temor a confusión sería hasta la fecha el acto más importante y trascendente para la joven historia de esta Pro Hermandad.

El 22 de junio del año de 2013, a las 21:00h y en la Iglesia de Nuestra Señora de la Merced, se bendice por parte del Sr. Obispo de la Diócesis de Córdoba la Imagen de María Santísima de la Quinta Angustia, en una ceremonia solemne donde entre otros concelebrantes asistieron los sacerdotes del equipo Rector de la Iglesia de Nuestra Señora de la Merced, el Prior de los Carmelitas Descalzos de Córdoba, Rvdo. P. Juan Dobado, el Párroco de San Miguel Arcángel y Vicario General, y donde están presentes las principales autoridades de la ciudad como el Alcalde, el Subdelegado del Gobierno, el Vicepresidente de la Diputación Provincial o la Excelentísima Marquesa del Mérito y Manuel Marvizón que actuaron de Padrinos del acto. 

Una cita inolvidable, como inolvidable fue el día de la llegada del Señor, el 16 de marzo de 2019. Con la iglesia de la Merced convertida en un auténtico hervidero de fieles y cofrades, fue bendecido Nuestro Padre Jesús Soberano Poder, el impactante Nazareno nacido también de la creatividad del tándem de imagineros cordobeses Pablo Porras Castro y Juan Jiménez González, autores, entre otras, de la Madre del Señor, que asistió, con un punto de orgullo en su bellísima mirada al día en el que su Hijo se convertía en el centro del universo en el que habita desde hace años. Una imagen soberbia, imponente, que inunda de humanidad y majestuosidad la estancia con su mera presencia, no solamente por sus dimensiones sino también por la grandeza que destila, derivada de su condición divina y mesiánica de Hijo de Dios. 

Posteriormente llegaría la histórica primera salida procesional del impresionante Nazareno, el Miércoles de Pasión de 2019 -11 de abril- pasará a los anales de la corporación de la Iglesia de la Merced como el día en el que Nuestro Padre Jesús en su Soberano Poder procesionó por primera vez por la calles cordobesas, presidiendo un solemne Vía Crucis, ante un nutrido número de fieles, devotos y cofrades que no quisieron faltar a esta cita que ya forma parte de la memoria colectiva de la ciudad de Córdoba. El Señor embelesó con un caminar decidido, imponente y elegante que ha de ser el preámbulo sobre el que se asiente un estilo inequívoco para una imagen cuya impresionante zancada pide a gritos un andar como el desarrollado aquella noche para la historia y que las circunstancias impidieron que volviera a repetirse en 2020, esta vez a costal, a hombros de una cuadrilla mandada por Luis Miguel Carrión «Curro» quien ya ejerció de capataz en la primera salida.

Ahora, la Quinta Angustia ha recorrido el último tramo del camino que ha culminado con su erección como Hermandad de pleno derecho en hermandad de pleno derecho emprendido un nuevo e ilusionante sendero con el objetivo de integrarse de manera definitiva como una cofradía más de la Semana Santa de Córdoba.

Dolores de Alcolea

La incorporación de esta corporación estaba orientada a ganar visibilidad a todos los niveles habida cuenta de que la distancia no permite otra cosa que continuar procesionando por las calles de la barriada. La Hermandad de los Dolores es una Cofradía fundada en 1981 por un grupo de jóvenes cristianos en Alcolea, barriada cordobesa situada a diez kilómetros del centro de la capital. En los primeros años contaron con la inestimable ayuda de los párrocos que por aquel tiempo llevaban las riendas de la parroquia de Alcolea y el inestimable impulso de Fray Ricardo de Córdoba.

En apenas unos meses este grupo de jóvenes consiguió, con el apoyo económico y social de sus vecinos, hacerse con la imagen titular, María Santísima de los Dolores, última obra del genial imaginero Francisco Buiza Fernández. El crucificado que desde hacía años estaba en la Parroquia se convirtió así mismo en el cotitular, conociéndose desde entonces como el Santo Cristo de las Cinco Llagas. Desde el primer momento la Hermandad organizó los cultos a sus Titulares y procesionó con la imagen mariana en Semana Santa, primero en una pequeña parihuela y poco a poco en lo que acabó convirtiéndose en su paso.

Esta primera etapa tiene su punto culmen en la primera salida procesional bajo palio, que tuvo lugar el 5 de Junio de 1988 con motivo de la celebración del año mariano. En ella, nuestra Titular procesionó con el palio de Nuestra Señora y Madre Santa María de la Merced, Hermandad con la que siempre, y especialmente en los primeros años, nos ha unido una gran relación. Tras el paso de palio, y por primera vez procesionando en la capital cordobesa, la Sdad. Filarmónica Ntra. Sra. del Carmen de Salteras.

A partir de entonces comienza una etapa de consolidación de la Cofradía. Así, pasa a tener su propio paso de palio y a formar un muy digno cortejo procesional. La nómina de hermanos por esta época oscila entre los doscientos y los trescientos. En 2006 llega otra fecha destacada, la celebración de XXV Aniversario Fundacional. En él se suceden los actos que culminan con una salida extraordinaria. Hoy día, la Hermandad de los Dolores de Alcolea se muestra activa en la vida de la barriada, participando en muchos de sus eventos. Así mismo lleva a cabo un importante proyecto de Acción Social y trabaja para seguir mejorando su ya notable cortejo procesional. En la actualidad cuenta con más de cuatrocientos hermanos.

La imagen de María Santísima de los Dolores es, casi con total seguridad, la última obra del célebre imaginero sevillano Francisco Buiza Fernández. Su talla, en madera, data de otoño de 1981. El Domingo 20 de diciembre de 1.981 María Santísima de los Dolores fue bendecida por Fray Ricardo de Córdoba en la Parroquia de Nuestra Señora de los Ángeles de Alcolea. En el año 2005 se le restaura una lágrima y las pestañas y en el 2009 se hace lo propio con el dedo índice de la mano derecha, todo ello realizado por el cordobés Francisco Romero Zafra. Por último, en el año 2018 es el imaginero Sebastián Montes el encargado de sustituir el tornillo de la corona de la imagen así como el sistema de sujeción del mismo.