A paso mudá, Opinión

La cercanía de un nuevo Domingo de Ramos

Así es amigos. Cada día que pasa, el Domingo de Ramos se acerca, y aún más las ganas de volver a estar en la calle. ¿Cómo imagináis que será vuestro próximo Domingo de Ramos? Sin duda, creo que la mayoría de los que vivimos la Semana Santa durante todo el año, nos hemos hecho esta pregunta en multitud de ocasiones en este tiempo de pausa que hemos tenido a lo largo de esta tragedia. El año pasado, aun no habiendo procesiones en la calle, también me realicé esta pregunta a mí mismo en varias ocasiones, sabiendo que mi ilusión estaba por encima de cualquier cosa, y pudiendo disfrutar de la Semana Santa de una forma distinta.

De cara a esta Semana Santa próxima, si el virus (que yo creo que sí) y los políticos (más nos vale que también) nos lo permiten, creo que todos los que no nos hemos bajado del barco, rejuveneceremos algunos años, pues afrontaremos los días previos a la primera jornada de nuestra Semana Mayor con más nervios, ilusión y fuerza que nunca. Estoy seguro de que veremos y apreciaremos las procesiones de otra forma, desde otro punto de vista y exprimiendo al máximo nuestras fuerzas para seguir todas las procesiones posibles, porque está visto y comprobado, que podemos pasar del todo a la nada en cuestión de momentos.

Con esos mismos nervios me encuentro ya, todavía en la recta final del mes de enero, esperando una nueva Cuaresma que quiero imaginar que será lo más parecida a la última que vivimos en condiciones. Pero, ¿y los días previos al Domingo de Ramos? No me quiero imaginar los nervios donde estarán el Jueves de Pasión o el Viernes de Dolores, pero el Sábado de Pasión, tendremos un motivo para irnos felices a la cama: el día siguiente saldrá Jesús Triunfante a repartir ilusión y salud para todos.