Advertisements
Córdoba, Opinión, Sine Labe Concepta

La esencia del Silencio Blanco

En los últimos años se está viendo un incremento muy favorable en lo que crecimiento patrimonial respecta. Esto también pasa factura en las cofradías, aunque hay otras que a lo largo de la historia se han hecho un hueco en patrimonialidad. Elegancia, saber hacer y seriedad en el trabajo es la línea que sigue Misericordia. Un palio magnífico, un paso de cristo de los mejores tallistas de Córdoba y un guión que ya se lo desearan tener la ciudad del Giraldillo. Una hermandad callada, que quiere pasar por disimulada, pero que siempre sale a relucir de una manera especial su acervo para todo aquel admirador del arte.

Hace unos años escuchaba en uno de los tugurios cofrades a los que tan acostumbrados estamos, que el palio de la Virgen de las Lágrimas en su Desamparo no es una de las mejores piezas de bordado pero que, a diferencia de los demás, la persona que inventó el malva y oro en la combinación de los colores fue un erudito en aquel momento. También que no se nos olvide que es uno de los maravillosos palios acabados que dentro de él contienen una singular y peculiar obra que a día de hoy no es fácil de encontrar como es un palio de bambalina suelta.

Lo que más me molesta es que luego vengamos hablando de Sevilla cuando tenemos un esplendida cofradía de un corte de antaño y que a mi, particularmente, me recuerda a la esencia de lo que verdaderamente es la Semana Santa. Su “denominación” de Silencio Blanco es una palabra que se observa cada noche de Miércoles Santo por las calles aledañas del barrio de San Pedro.

Hablando del paso de cristo es noble decir que tiene origen en los talleres Valverde. Esos talleres tan famosos que tan buenos frutos artísticos de gran admiración nos han dado. Un paso de cristo de canastilla alta algo que es costoso de ver, pues parece que todo lo que se salga de las líneas de Guzmán Bejarano es algo extraño. Me gustaría ver a estos “sabiondos” del arte, valorar los diseños de Guillermo Muñiz o Manuel Beltrán, maestros donde los haya.

No solo el patrimonio de la cofradía consta de los paso procesionales sino, también tanto en el cortejo como en los altares de cultos. Muchos son los estandartes, guiones, de un alto nivel artístico que para aquel que sabe apreciarlo se asombra. Sin ir más lejos, la nueva saya de la Virgen sea de una capa pluvial del siglo XVII. En la que se ha respetado como motivo central el cordero de Dios representando así, el vientre de María como primer sagrario de la Historia.

Silencio, serenidad, respeto, solemnidad, seriedad, funebrismo es lo que caracteriza este cortejo de nazarenos de capirote blanco en el que impone el saber dar el culto que se merece a Jesucristo y a su bendita madre. Ojala el cordobés cofrade sepa valorar esta hermosa y tan nuestra corporación como se debería. Sin lugar a dudas, la cofradía que rinde culto a los Santos Mártires de Córdoba, como no podría de ser de otra forma, es una de las cofradías con mas esencia y estilo de nuestra ciudad. Esta hermandad se merece que no esté tan olvidada como lo está.

Advertisements

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para más información. ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: