Portada, Sevilla

La Hermandad de la Consolación de Carrión de los Céspedes acomete la restauración del magnífico manto verde, atribuido a Juan Manuel Rodríguez Ojeda

En la tarde de ayer tras la misa mensual, el Hermano Mayor de la Hermandad de la Virgen de Consolación, Patrona de Carrión de los Céspedes, D. Antonio José Vera Padilla, informaba a sus hermanos de la decisión del Cabildo de Oficiales de acometer el proceso de conservación del manto verde de la Santísima Virgen de Consolación atribuido al prestigioso bordador Juan Manuel Rodríguez Ojeda. El comunicado emitido al efecto expone que el textil forma parte del patrimonio histórico-artístico que atesora la corporación. «Somos herederos de este rico patrimonio legado por nuestros antepasados y tenemos la obligación de conservarlo y preservarlo a las generaciones futuras».

El patrimonio textil es muy susceptible de sufrir alteraciones que afectan a su deterioro, debido fundamentalmente a las características de los materiales orgánicos con los que están constituidos, y a las intervenciones que han sufrido a lo largo de la historia y que padecen este tipo de piezas. Por eso ha sido muy importante conocer, estudiar y valorar el manto verde, su aspecto material y todas las características que lo conforman; es decir, cómo está realizado y las distintas partes que lo componen, y además, conocer el momento histórico en el que fue realizado y las circunstancias de por qué se hizo, además de la función que ha tenido y tiene en la actualidad.

Este manto posee una gran importancia, no solo por su valía artística, material, técnica o económica, sino por su gran valor documental e histórico, siendo el que ha lucido la Patrona de Carrión de los Céspedes desde 1922 en las fiestas del Corpus Christi alternándolo con el manto blanco de tisú de las Hermanas Antúnez, y fue el que sustituyó al primitivo manto verde que podemos apreciar en fotografías antiguas. Por todo esto, la conservación preventiva del manto verde es fundamental, nos ayuda a retrasar y paralizar daños y alteraciones que pueda sufrir con el paso del tiempo.

Esta intervención va a llevarse a cabo por el equipo especializado con taller en Sevilla, CYRTA. Se trata de una restauración profesional, es decir llevada a cabo por conservadores y restauradores, que tienen en cuenta unos criterios y metodología fundamentados en la normativa vigente a nivel nacional e internacional para la conservación y restauración de los bienes culturales. Criterios que forman parte del código ético del conservador-restaurador y que se trasladan a la hora de intervenir una obra de la siguiente manera: discernibilidad, máximo respeto al original y autenticidad de la obra, reversibilidad de los materiales aplicados, así como la calidad de los mismos y la mínima intervención.

El estado de conservación del manto previo a la intervención, es bueno en cuanto al soporte textil y los bordados, aunque sí presenta una serie de alteraciones o patologías, tales como: suciedad superficial del terciopelo, oxidación leve de los bordados, rotos y desgarros puntuales del soporte, descosidos puntales del bordado, desgaste leve y localizado del material soporte, pérdida y degradación puntual de los elementos decorativos tales como el encaje perimetral, un sistema de sujeción inadecuado el pollero, recosidos, etc.

Al manto verde se le realizarán los siguientes trabajos de conservación:

  • Aspirado y microaspirado, con el fin de eliminar los restos de polvo y demás depósitos de suciedad que se encuentran repartidos sobre las superficies de los distintos elementos constitutivos.
  • Separación de los diferentes elementos que componen el manto, para poder tratar de forma correcta el tejido principal de terciopelo así como la ornamentación bordada y los encajes.
  • Eliminación de restos de cera.
    -Limpieza físico-química de los hilos metálicos.
  • Alineado y corrección de deformaciones del encaje metálico, devolviéndole a la blonda su morfología original.
    -Consolidación del tejido de terciopelo en las zonas que presentan cortes y desgarros y reforzamiento de los orificios creados para la colocación de la ráfaga.
  • Consolidación de la ornamentación bordada y el encaje para evitar futuros enganches y daños mayores.
  • Encapsulado y reposición de elementos en las piezas deterioradas y que sean susceptibles de sufrir roces, de manera que queden protegidas.
  • Reintegración cromática en aquellas zonas en la que se hallen pérdidas.
  • Forrado y colocación de encajes metálicos.

Cyrta textil ha realizado este mismo proceso en grandes y conocidos mantos como el manto camaronero de la Esperanza Macarena de Sevilla y el grana de la Virgen del Rosario de la misma Hermandad, manto procesional de la Virgen de los Dolores de Carmona, terno celeste de la Virgen de la Oliva Patrona de Salteras, terno neoclásico de la Virgen del Carmen de Cádiz, manto de la Virgen de la Esperanza de San Fernando, entre otras numerosas obras.

Cyrta textil devolverá al manto verde todo el fulgor perdido por el paso del tiempo en el año que se conmemora un siglo de su creación, para que la Madre y Señora de los carrioneros pueda lucirlo en todo su esplendor en las solemnes Fiestas del Santísimo Corpus christi 2023.