Advertisements
Sevilla, ⭐ Portada

La Hermandad de Santa Cruz culmina la restauración de sus respiraderos laterales y estrena nuevas esquinas

La hermandad hispalense de Santa Cruz ha culminado la restauración de los respiraderos laterales del paso del Santísimo Cristo de las Misericordias. Esta labor ha sido llevada a cabo por Enrique Castellanos Luque. Los respiraderos incorporan nuevas esquinas diseñadas por Javier Sánchez de los Reyes y ejecutadas por Juan Manuel Pérez Pérez. 

Tras ser un boceto realizado por Cayetano González, el 23 de mayo de 1972, se aprobó la construcción del actual paso del Cristo de las Misericordias en Cabildo General Extraordinario. Según explica Fernando Yruela, el dibujo es obra de Antonio Martín, que también dirigió los trabajos de talla y dorado. Está inspirado notablemente en el que hasta entonces había utilizado la Cofradía, que había sido diseñado por Aníbal González y Álvarez Osorio y estrenado en 1922.

El actual paso en el que procesiona el Cristo de las Misericordias y a sus pies la Virgen de la antigua es de estilo gótico y dorado y su labor de talla se comenzó a construir en 1972, para comenzar a ser dorado en octubre de 1974. Su parihuela mide 2,06 x 3,77 metros, yendo provista de seis trabajaderas en la que caben un total de 29 costaleros. 

El gótico canasto va rodeado por capillas que acogen en su interior tablas reproduciendo escenas de la Pasión, pintadas meritoriamente por Rafael Gómez Millán con inspiración en el estilo flamenco. En cada esquina pueden verse tres hornacinas en las que se alojan las figuras de los apóstoles, realizadas por Rafael Barbero Medina, quien se inspiró para su realización en el apostolado existente en la puerta de la Concepción de la Catedral hispalense. El llamador fue obsequiado por la cuadrilla de hermanos costaleros, se estrenó el Martes Santos de 1988, y representa a dos ángeles sosteniendo el escudo de la corporación, siendo la labor de diseño y ejecución obra de los Hermanos Delgado.

Aunque en un principio y durante muchos años llevó respiraderos bordados, estos fueron sustituidos en 1996 por otros de talla procedentes del antiguo paso, y que fueron restaurados y dorados en los talleres de Antonio Martín; también procedentes del primitivo paso son las excelentes maniguetas, así como los cuatro candelabros de forja que fueron creados en un original estilo gótico en los talleres Magdalena y Cía., según diseño de Antonio Contreras. Finalmente, los faldones van en terciopelo morado, con broches bordados, y luciendo en el faldón central el escudo de la Corporación.

previous arrow
next arrow
Slider

Advertisements

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup