Sevilla

La imagen de Jesús Sin Soga regresa restaurada a Écija

El segundo fin de semana de Cuaresma en la localidad sevillana de Écija ha estado cargado de cultos y actos en el seno de las cofradías. Los designios de Dios han hecho que coincida el hecho de que las dos imágenes nazarenas que procesionan cada Semana Santa en la ciudad hayan sido restauradas paralelamente en los últimos meses. El martes regresa a casa el titular de la Hermandad de San Juan, coincidiendo con el primer día de la celebración del quinario.

El pasado sábado, día 7 de marzo, sería la imagen de Nuestro Padre Jesús Sin Soga la que volvería nuevamente a recibir a sus devotos. La talla quedaba expuesta en la Parroquia de Santa María Nuestra Señora, donde tuvo lugar la bendición de la misma durante la misa de acción de gracias presidida por Francisco Moreno Aldea, párroco y director espiritual de la corporación del Viernes Santo. Tras ello, se procedió a realizar un solemne traslado hasta la sede canónica de la cofradía, la Iglesia de Santa Bárbara, donde quedaría entronizado en el presbiterio para presidir sus cultos penintenciales a partir del próximo jueves, día 12 de marzo.

Anterior aspecto de la imagen.

La imagen de Nuestro Padre Jesús Sin Soga supone una obra maestra del insigne José Montes de Oca, escultor sevillano que gubiara la talla en 1732. Durante los últimos meses, las labores de intervención han corrido a cargo del taller de G.R.S. «Conservación y Restauración», bajo la dirección de Agustín Martín de Soto y Antonio Gamero Osuna, que entre su amplio currículum profesional encontramos en Écija la restauración del Cristo de la Vera-Cruz, obra atribuida a José Montes de Oca. Además, se ha seguido en todo momento las directrices marcadas por Antonio Rodríguez Babío, delegado diocesano de Patrimonio Cultural de la Archidiócesis de Sevilla. Del mismo modo, la cofradía astigitana ha contando con el asesoramiento de los doctores en Historia del Arte Gerardo García León y José Luís Romero Torres.

Las labores de restauración han consistido fundamentalmente en la recuperación de la policromía original de la imagen, procediéndose a retirar la suciedad superficial que sufría. Igualmente se ha mejorado el sistema de sujeción tanto de la cruz como de las potencias, si bien la talla no suele portar este elemento.

El proceso conservativo quedaba ratificado por los hermanos en cabildo general extraordinario el pasado mes de septiembre, siendo retirado del culto unos días después. No obstante, esta cuestión se viene tratando desde hace años y había quedado paralizada tras el cambio de junta de gobierno en 2017. Ya a comienzos del año 2018 la imagen fue sometida a un estudio radiológico, no recibiendo la corporación los informes del mismo hasta unos meses después. Esta inspección arrojaba un resultado bastante positivo, como afirma Juan Manuel Ruiz, hermano mayor de la cofradía, quien alegaba que no invita a la preocupación porque la imagen no sufre daños estructurales. No obstante, la imagen sufría una serie de imperfecciones técnicas desde la talla original hasta las diferentes restauraciones que ha sufrido, sobre todo respecto a policromía.

Para la financiación de la restauración, que supone un ambicioso proyecto para una cofradía humilde y que destina un amplio presupuesto a labores de caridad, la hermandad ha puesto en marcha una amplia serie de iniciativas, aprobadas en cabildo general extraordinario. Además, la corporación había optado por no emitir recibos o cuotas extraordinarias obligatorias a los hermanos. La primera campaña consiste en una captación de donativos especiales de 100 euros. Manuel Reyes Postigo ha realizado un retrato de la imagen del Señor que simula ser una pintura envejecida mediante técnica aguada con tintas chinas en color sepia. El lienzo se dividirá en un número de parcelas -en función de la demanda- y cada recuadro podrá suscribirse con el nombre de la persona, familia, grupo o entidad colaboradora. Una vez suscritos, el lienzo será enmarcado y posteriormente bendecido a la finalización del tradicional Vía Crucis del Sábado de Pasión. El lienzo, con los nombres de los donantes, será colocado en el cuarto de pasos.

La siguiente iniciativa se basa en una colaboración voluntaria de 10 euros. Para ello se emitirá una tirada numerada de 100 títulos o recuerdos en los que se refleje la mencionada colaboración. Al finalizar la campaña, los nombres de los donantes integrarán otro diseño, obra también de Manuel Reyes Postigo, un retrato del Señor que se realizará mediante la impresión de todos esos nombres. El lienzo resultante será bendecido y expuesto junto al anterior. Ya en junio se sorteará entre todos los participantes un pequeño recuerdo, probablemente una reproducción o pequeño lienzo con la imagen del Señor.

Otros proyectos pasan por la venta de pulseras conmemorativas de tela con el precio de un euro. El mismo importante tendrá un díptico con una fotografía de la imagen del Señor restaurado, que además recogerá aspectos sobre el proceso de restauración, sobre la importancia artística de la imagen y sobre el valor devocional de la misma. Además, se ha realizado para este año una campaña especial de publicidad en el propio boletín de la corporación. También otras iniciativas comenzaron en navidad con la venta de lotería y de almanaques y con rifas.

Conoce más sobre la imagen de Jesús Sin Soga en este enlace.

Fotos: Nio Gómez.

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup

Color de fondo
Redimensionar imagen