En mi Huerto de los olivos, 💙 Opinión

¿La nueva normalidad?

Gracias a Dios acabo el confinamiento el fin de semana pasado y hemos entrado en la nueva normalidad. Así que dentro de nuestros hábitos debemos de ser los mismos de antes y poco a poco volver a la rutina que teníamos antes de que llegara esa fecha tan maldita ya en nuestras vidas y esta pandemia que nos ha dejado marcados para el resto de nuestros días por muchos y variados motivos cada uno de ellos.

Espero que dentro de las ganas de volver a ser los de antes, no cometamos errores por los cuales nos tengamos que arrepentir de continuo o más de la cuenta. Así que vamos a comenzar de nuevo el camino sin carreras, que, como saben, nunca fueron buenas.

El título de este artículo de hoy me viene como anillo al dedo, sobre un asunto que estoy viendo en los últimos años en cuestión de la firma de bandas para las respectivas hermandades. Normalmente, las hermandades y hablo por las de nuestra ciudad, Córdoba, conforme han ido cogiendo un mayor nivel en todos los aspectos, se ha ido también de la mano a buscar bandas de una mayor calidad musical y porque no decirlo de renombre.

Así, en nuestra ciudad se escuchaban bandas de la vecina provincia de Sevilla, por aquello de que siempre nos han llevado ventaja en el aspecto cofrade.

Pero no es menos cierto, que como todo en la vida, todos avanzamos hacia mejor, o por lo menos eso queremos y en la medida de nuestras posibilidades así se hizo. Recuerdo bandas como El Sol de Sevilla tras el misterio de la Sentencia… Y casi todas las hermandades se interesaban por bandas de Sevilla y su provincia. Ahora con el avance de las bandas, el abanico de posibilidades es mucho más amplio.

Y miren por dónde, es ahora en Sevilla cuando están entrado bandas de fuera de la capital y provincia en su Semana Santa. Me parece algo tan lógico y normal, porque es reconocer la labor encomiable y de una categoría elevada de que no solamente las bandas de Sevilla, tienen nivel y calidad para hacerlo.

La irrupción de Rosario de Cádiz o Pasión de Linares, demuestra que la música es universal, y que tienen cabida en la Semana Santa de Sevilla. Esto no es desmerecer a ninguna banda sevillana, sino es el reconocimiento a que su labor ha servido de espejo a las bandas del resto de Andalucía.

Lo mismo que hemos aspirado a que las mejores bandas de Sevilla pudiesen tocar en nuestras hermandades, ahora ese camino también puede ser a la inversa y por supuesto no ocurre nada. Son otras opciones que hay y que si tienen posibilidades se pueden optar a ellas, para seguir engrandeciendo a la Semana Santa en general y al mundo de las bandas de música también.

Les deseo que pasen un buen fin de semana, sean felices y extrapólenlo. Quedan hoy 273 días para que llegue un nuevo Domingo de Ramos, que deseamos que llegue con más ilusión, si cabe, después de lo que nos ha tocado vivir este año.

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup