Córdoba

La Paz presenta la nueva túnica, la papeleta de sitio de la extraordinaria y el nuevo azulejo de Humildad y Paciencia

La Hermandad de la Paz y Esperanza se encuentra inmersa en la celebración del LXXV aniversario de la bendición de Nuestro Padre Jesús de la Humildad y Paciencia, la talla que gubiase Juan Martínez Cerrillo. Una efemérides que culminará con la salida extraordinaria prevista para el próximo 13 de octubre, fecha en la que el Rey de Capuchinos recorrerá buena parte del casco histórico de Córdoba, tras el preámbulo que servirá como traslado hasta el mayor templo de la Diócesis. Será el 12 de octubre cuando el Humilde Rey de Capuchinos se traslade en parihuela hasta la Catedral cordobesa sin acompañamiento musical de ninguna banda, aunque sí contará con música de trío de capilla para otorgarle cierta solemnidad a este traslado que caminará por el siguiente itinerario: Torres Cabrera, San Álvaro, Jesús y María, Plaza Agrupación de Cofradías, Deanes y Catedral. 

Ya el día 13 de octubre por la mañana se celebrará la Eucaristía de Acción de Gracias en la Catedral cordobesa en torno a la venerada imagen del Señor de la Humildad y Paciencia. Una vez finalizada, el titular cristífero de la Paz será entronizado en su paso de misterio, que recordamos que llevará todas las imágenes secundarias exactamente igual que cada Miércoles Santo. El cortejo recorrerá un itinerario que discurrirá por puntos tan relacionados con la historia de la corporación capuchina como San Pedro, Puerta Nueva o la Torre Malmuerta, junto a otros como San Lorenzo, San Andrés o Santa Marina. Un recorrido suficientemente extenso como para que nadie, absolutamente nadie, tenga excusa para perderse al Rey de Capuchinos por las calles cordobesas.

Entre los detalles que la corporación capuchina ha previsto con motivo de este impactante acontecimiento y apenas unas horas después de confirmar que, tal y como había anunciado Gente de Paz, serán tres las bandas que participarán en la procesión extraordinaria, Rosario de Cádiz, la Banda de la Salud y la Centuria Mvnda, la Iglesia Conventual del Santo Ángel ha acogido la bendición del nuevo azulejo, por parte del consiliario de la cofradía, Francisco Martínez Melero, que preside desde ahora la entrada de la casa de Hermandad, obra del autor sevillano Paco Moya, que representa la imagen de Nuestro Padre Jesús de la Humildad y Paciencia, -curiosamente ataviado de blanco, un color que algunos parecen condenar al ostracismo en los últimos tiempos- y que sustituye al que era visible sobre la puerta de acceso de la casa hermandad de la corporación, que ha sido tapiado en los últimas semanas quedando atesorado para la posteridad. En el retablo cerámico, el autor ha plasmado dos angelitos del frontal del paso de misterio, el año de la bendición (1943) y la fecha del LXXV aniversario.

Además se ha procedido a la presentación de la papeleta de sitio de la procesión extraordinaria, obra de Carmen Isabel Bernal Humanes y la nueva túnica del Señor. Con la papeleta de sitio concebida para esta ocasión irrepetible, Carmen Bernal vuelve a grabar su nombre en la historia de la corporación franciscana tras haber realizado el cartel del LXXV aniversario de la bendición del Señor. Una joven artista que apenas supera la veintena de edad que ya desde muy pequeñita, sintió la atracción por la pintura, donde lápices y cuadernos siempre viajaban con ella a cualquier lugar. Fue creciendo como artista a partir de la realización de retratos a sus amigas en el colegio como regalo de cumpleaños, siempre bajo el consejo y guía de su padre, el conocido imaginero cordobés Antonio Bernal. El protagonista absoluto de la papeleta de sitio concebida por Carmen Bernal es el rostro de Nuestro Padre Jesús de la Humildad y Paciencia, vestido nuevamente de blanco. La autora ha destacado en la presentación su empeño en «ensalzar la grandiosidad del rostro del Señor con el juego de luz más favorecedor y aplicando una colorimetría que se ajusta a su imagen real». Bernal ha rodeado el rostro de humildad con un marco de motivos clásicos y florales. las azucenas y lirios de las esquinas las asocia al sufrimiento del señor frente a las inmaculadas palomas que representan la inocencia y virtud de María.

Un regalo de sus cirineos para el Rey de Capuchinos

La nueva túnica del Rey de Capuchinos, regalo de su cuadrilla costalera, es una pieza diseñada por el artista cordobés Rafael de Rueda y ejecutada por el taller de Jesús Rosado. Un diseño que profundiza en el estilo que domina a la perfección de Rueda, basado en la fuente juanmanuelina y el estilo regionalista recurrente en la obra del diseñador, y cargada de simbolismo, tal y como el propio autor explicaba el día de la presentación del diseño al hacer referencia al tono elegido para la pieza, relacionándolo con el significado litúrgico del rojo sacramental, pese a que la corporación capuchina carece de vinculación alguna con este contenido, abundante en motivos vegetales y hojas de acanto. La túnica sigue el estilo regionalista con un profuso extorno de motivos vegetales bordados en oro fino sobre terciopelo burdeos. 

Detalles adicionales que alimentan el deseo con vistas a la que será una jornada inolvidable para los amantes de las salidas extraordinarias, tan recurrentes en los últimos años. Una jornada que paulatinamente se va concretando para configurar una cita ineludible para cofrades de todo el universo cofrade.

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup