Advertisements
Córdoba

La Paz propone a sus hermanos una aportación mensual de 10€ para sufragar la corona de la Coronación Pontificia

Se descuentan las hojas del calendario para la próxima Coronación en la ciudad de San Rafael, la que llevará a la Titular mariana de la Hermandad de la Paz y Esperanza a ser coronada por el amor y devoción de su ciudad. En relación a tal acontecimiento los hermanos de la corporación capuchina han sido receptores de una nueva iniciativa con el fin de sufragar los gastos de la confección de la presea que lucirá la Niña de Cerrillo. Esta nueva campaña consiste en la aportación mensual de 10€, estando suscritos en la actualidad diecinueve hermanos – cabe recordar que la junta de gobierno de la hermandad está conformada por 18 miembros -. Desde la Cofradía del Miércoles Santo se ha puesto a disposición de los hermanos y devotos que quieran participar un número de cuenta o bien, autorizar a la propia Hermandad a realizar el cargo mensual en la cuenta que se aporte.

Cabe recordar que el pasado 15 de abril la Parroquia de San Miguel fue el escenario elegido por la Junta de Gobierno de la Hermandad de la Paz y Esperanza para convocar un cabildo extraordinario en el que los hermanos de la corporación capuchina fueron citados para elegir el diseño de la corona que lucirá en sus sienes Nuestra Señora de la Paz y Esperanza con motivo de su coronación canónica prevista para 2020. A la cita asistieron algo más de medio centenar de hermanos que votaron a mano alzada, con una sorprendente poca afluencia de miembros de la cuadrilla de la Paloma de Capuchinos. Una abstención impidió la deseada unanimidad en la elección.

La Asamblea General, que se tuvo que pronunciar sobre dos diseños del mismo autor, Manuel Valera Pérez, se decantó por una corona en la que priman los aspectos simbólicos, destacando el uso del cristal y su dimensión iconográfica, en la que la figura de San Rafael Arcángel, custodio de la ciudad y siempre presente en el altar itinerante desde el que la Reina de Capuchinos derrama su esencia cada Miércoles Santo, ocupa un lugar de privilegio, así como la Paloma de Pentecostésrepresentación del Espíritu Santo. Su inspiración se remite a las tendencias actuales en geometría fractal, dialogando con un lenguaje profundamente barroco en ornamentación y pequeña imaginería. El otro diseño sometido a la valoración de los hermanos era una presea de inspiración antequerana.

El cordobés Manuel Valera, uno de los más prestigiosos orfebres del actual panorama del arte cofrade, es un fijo en este tipo de lides, siendo el autor sin ir más lejos de las coronas y el rostrillo con los que se coronaron a la Virgen de la Cabeza de El Carpio y a su Bendito Hijo el pasado mes de octubre, en la última coronación de estas características que ha tenido lugar hasta la fecha en la diócesis de Córdoba. Además, su hijo concibió el logotipo del 75 aniversario de la hermandad, con lo que su vinculación sentimental con la hermandad no es nueva.

Advertisements

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para más información. ACEPTAR
Aviso de cookies