Córdoba, ⭐ Portada

La Paz y Esperanza baraja utilizar en el paso el Palio de las Palomas y el antiguo manto de salida durante la exposición de la próxima Semana Santa

La Junta de Gobierno de la Hermandad de la Paz y Esperanza tiene la intención de exponer, desde el Domingo de Ramos hasta el Domingo de Resurrección, a sus venerados Titulares, Nuestro Padre Jesús de la Humildad y Paciencia y Nuestra Señora de la Paz y Esperanza, en el local anexo al Convento de Capuchinos, desde donde realiza su salida la cofradía del Miércoles Santo. Algo que ya reconocía su hermano mayor, Enrique Aguilar, en una entrevista de la que nos hicimos eco desde este medio el pasado mes de diciembre.

Con la mirada puesta en esta ocasión única, y esperemos que irrepetible, la Junta de Gobierno de la corporación capuchina está valorando que la Virgen de la Paz y Esperanza luzca una impronta muy particular para esa Semana Santa en la que estará expuesta a veneración pública. La idea el equipo de gobierno que dirige Enrique Aguilar estriba en que la dolorosa que tallara Martínez Cerrillo luzca tanto el antiguo palio, conocido como el de las Palomas, como el anterior manto de salida.

Una estampa que la imagen no lucía desde la Semana Santa de 2009, ya que el nuevo manto es estrenó en 2010 y el nuevo palio en 2012. Si bien desde el seno de la Junta de Gobierno se afirma que el motivo deriva de querer hacer un guiño a la historia reciente de la Hermandad lo cierto y verdad es que tras la restauración a la que ha sido sometido el manto de salida actual se desea que éste luzca por vez primera con su esplendor recuperado por las calles de Córdoba y no en el cocherón.

El Palio de las Palomas tienen su origen a mediados de la década de los ochenta del siglo pasado, cuando la corporación capuchina se plantea la renovación del segundo de los pasos de la Cofradía. En 1985 se estrenaron las bambalinas, bordadas por Joaquín Ojeda y compuestas por un total de catorce piezas: la frontal y la trasera, ocho laterales y cuatro más pequeñas para las esquinas, a tenor de la característica configuración ochavada del paso de palio de la Paloma de Capuchinos. Todas ellas fueron diseñadas por fray Ricardo de Córdoba.

En 1986, hace 35 años, la imagen de la Virgen procesiona por las calles de Córdoba cobijada bajo el «nuevo» techo de palio, bordado igualmente por Joaquín Ojeda. El dibujo, obra también de fray Ricardo, incorpora un conjunto de catorce palomas blancas y cincuenta y dos flores en rosa suave, bordeando la imagen de un San Rafael que preside la gloria del palio.

Alrededor de la figura aparecen una serie de invocaciones: Paz y Esperanza, Azucena Franciscana, Cumbre Purísima y Estrella Matutina y unos versos del pregón de la Semana Santa de 1983 pronunciado por Fray Ricardo. En 1989, se estrena el manto de salida de la Virgen, precedente del manto bordado por el taller de Salteras, obra del propio Ojeda e igualmente diseñado por fray Ricardo de Córdoba.

De este modo, si se materializa la intención de la Junta de Gobierno de la Hermandad de la Paz y Esperanza, éste será el manto que luzca la Paloma de Capuchinos esta Semana Santa de 2021, junto al Palio de las Palomas.

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup