Córdoba, Costal

La Santa Faz no aplicará la obligatoriedad de que los costaleros se hagan hermanos

Este fin de semana, la hermandad de la Santa Faz ha celebrado un Cabildo General Ordinario, al que asistieron en torno al medio centenar de hermanos, cuya duración ha sido sensiblemente superior a la habitual, seis horas, en el cual el máximo órgano de decisión de la corporación de la Trinidad ha tomado una decisión cuando menos sorprendente, la no aplicación del artículo de su Reglamento de Régimen Interno que impone la obligatoriedad de que los costaleros que portan sobre sus hombros a Nuestro Padre Jesús Nazareno y a María Santísima de la Trinidad deban incorporarse a la nomina de hermanos. Según fuentes de la hermandad, el término empleado fue “derogación”, si bien sería mucho más exacto hablar de “no aplicación”, ya que el propio reglamento establece una opción alternativa sin necesidad de derogar norma alguna.

Como ya avanzamos con anterioridad en Gente de Paz, se trata en concreto del artículo 9. DE LOS CAPATACES, CONTRAGUÍAS Y COSTALEROS que en su apartado b) indica expresamente que «Tanto capataces, auxiliares, contraguías y costaleros están obligados a ser Hermanos de Nuestra Hermandad. Además deberán seguir las mismas normas de recogimiento y compostura que las establecidas para los Hermanos Nazarenos» y que, según apuntan diversas fuentes, fue uno de los puntos determinantes que provocó la destitución de Carlos Lara como capataz del palio de la Trinidad, enemigo de la imposición, después de la pasada Semana Santa, por lo que se trata de una decisión controvertida que llama poderosaente la atención.

Una decisión que contrasta del convencimiento puesto de manifiesto por los máximos dirigentes de la Hermandad en la igualá de la cuadrilla de su paso de palio celebrada el pasado viernes 16 de diciembre, de la que nos hicimos eco en este medio, en la que, siempre según las mencionadas fuentes, se repartieron hojas de solicitud de alta de hermano a los presentes que no tuvieran ya la condición de hermano, llegando a asegurarse en este sentido que quienes desearen incorporarse a la cuadrilla deberían devolverlas debidamente cumplimentadas, quedando al margen de la composición de la misma en caso contrario, lo que generó cierta controversia que en algún momento llegó a convertirse en tensión.

Cabe recordar que Luís Miguel Carrión, que en todo momento adoptó una posición de absoluta elegancia, como corresponde a un capataz de su categoría, aseguró que él contaba con todos los hombres. Evidentemente la exigencia de convertir a todos los miembros de la cuadrilla en hermanos es un asunto que escapa de sus funciones y con el que el contrastado capataz, que viene a desempeñar un trabajo para el cual ha sido requerido, nada tiene que ver. Según indican algunos de los asistentes, el intercambio de impresiones entre ciertos miembros de la cuadrilla y algunos de los representantes de la junta de gobierno llegó al punto de escucharse frases como que si llegado el caso, la Virgen debía quedarse en casa, así se haría, eso sí, entronizada en su paso con flor y cera.

Como ya adelantamos, el desafío era completar la cuadrilla para que ello no ocurra. En este sentido, es preciso mencionar que el artículo 53. DEL ORDEN Y LA COMPOSTURA DE LOS CAPATACES Y COSTALEROS, del citado Reglamento de Régimen Interno, indica que «Los Pasos Procesionales de las Sagradas Imágenes de los Titulares de la Hermandad y Cofradía serán dirigidos y portados por capataces y costaleros durante la Estación de Penitencia, quedando expresamente prohibido el uso, para tal fin, de ruedas o de cualesquiera otros procedimientos o artificios mecánicos», al tiempo que añade que «Corresponde a la Junta de Gobierno (…) la petición de ayuda externa o en su defecto la contratación de las correspondientes cuadrillas de costaleros cuando, por motivos de falta de hermanos costaleros, hubiera que realizarlo. Para que se dé dicha circunstancia, el número de hermanos costaleros que componga cada Paso tendrá que ser inferior a una cuadrilla, lo que hace que imposibilite la correcta salida procesional. En el caso de tener que tomar dicha decisión, quedará en suspenso la obligatoriedad de ser Hermano para los costaleros (art. 9 b). Tal medida será aprobada anualmente en Junta de Gobierno y esta dará conocimiento de ello en la siguiente Asamblea General de Hermanos». Es precisamente este artículo 53 el que hace innecesaria la derogación del artículo 9.

La medida adoptada este fin de semana por el máximo órgano de decisión de la corporación parace atajar definitivamente este asunto con vistas al próximo Martes Santo. Habrá cuadrilla más que suficiente para que la Virgen de la Trinidad no deba quedarse en casa, por si alguien tuvo alguna duda al respecto, y así se constarará para la nueva cita a la quedan convocados los hombres de la virgen que tendrá lugar el 9 de febrero. Una cuadrilla que quedará compuesta por los costaleros que ya sean hermanos de la cofradía más los que aporte el nuevo y contrastado capataz Luíz Miguel Carrión “Curro”, cuya capacidad y calidad está fuera de toda duda así como su trabajo como capataz demostrado al frente de multitud de pasos en a ciudad de San Rafael y cuya figura no ha de quedar, en modo alguno, por una polémica que no emana de su responsabilidad. Respecto a los costaleros que ya lo fueran de la Reina de la Trinidad, la decisión implica que, o se hacen hermanos o quedan fuera, lo que ha generado un sentmiento de falta de equidad en ciertos sectores de la, hasta el pasado Martes Santo, cuadrilla de la dolorosa de Antonio Salto.

Adicionalmente, en el cabildo, en el que hubo quien llegó a afirmar que se daría de baja como hermano, se aprobó el nombramiento de los censores de cuentas, la enajenación de la actual mesa de palio, el techo de palio sin la gloria, los respiraderos sin las insignias plateadas y una peana antigua, cuyo caudal resultante se aportará al proyecto de nuevo palio. Además, Rafael de Rueda presentó una modificación del proyecto inicial de respiraderos del nuevo paso de palio cuya aprobación no pudo efectuarse porque este punto no estaba en el orden del día quedando pendiente de aprobación en un futuro cabildo extraordinario que se convocará en breve.