Advertisements
El Respiradero, Opinión

La universalidad de una Imagen

No soy teólogo por lo que mis capacidades cognitivas no alcanzan a explicar la fe. Pero aunque no logre explicarlo, si tengo la certeza de entenderla. Todo andaluz relacionado con las cofradías vive asiduamente momentos de fe, sobre todo si estamos ligados a la vida diaria de hermandades. Allí conocemos historias de personas de todas las edades, de distintas condiciones, con inimaginables problemas que se acercan a las Imágenes para rogarle algo por lo que estaría dispuesta incluso a dar la vida.

Mi pueblo, llamado Paradas, es una discreta localidad de la provincia de Sevilla. Allí la vida pasa hermosa y lenta. Para muchos este pueblo puede pasar desapercibido. Como tantos otros. Pero la riqueza de éste late por dentro. Sobre todo dentro del templo parroquial donde en una coqueta y rica capilla en la que antes se veneraba a San Joaquín recibe culto la Virgen de los Dolores. Una bella dolorosa de factura anónima que durante siglos ha sido y es el desvelo de muchos de mis paisanos y el ancla donde agarrarse a la esperanza en momentos difíciles durante generaciones.

Su Imagen está en diversidad de sitios. En hospitales donde se han curado a enfermos, en libros de estudiantes, en cabeceros que han custodiado difíciles sueños o en coches que han salvado a sus conductores de indeseables desenlaces. En todos estos lugares está la fé de muchas personas e historias que solo la Virgen conoce.

Hace unos días, un familiar me envió una foto de esta Virgen. Adjuntando la foto me contó que un amigo suyo que acababa de terminar el Camino de Santiago se encontró junto a la Imagen del Apóstol una estampa de una Virgen bellísima. La cogió para observarla de cerca y vio que atrás de la estampa estaba el nombre de Paradas.

Era la Imagen de la Virgen de los Dolores junto al Patrón de España. Llegada allí de las manos de algún peregrino que quiso que se quedara con el Apostól tras un camino lleno de promesas y rezos, que se repiten ahora mismo en una coqueta capilla. La fe es íntima. Y el ejemplo más grande lo encuentro en esta Virgen de un humilde pueblo que se hace universal y transpasa frontera cuando lleva el nombre de Dolores que es orgullo de Paradas.


Advertisements

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para más información. ACEPTAR
Aviso de cookies