Córdoba, ⭐ Portada

Manuel Valera y la Vera Cruz firman el contrato de ejecución de la nueva cruz para el Señor de los Reyes

La Cruz estará realizada en su base en madera color caoba, plata (elementos vegetales), piedras preciosas (flor de cardo, rosa de pasión, aceitunas, uvas, azucenas... ) y marfil (cabezas de querubines, símbolos de las tribus de Israel y símbolos de la realeza).

Tal y como anticipamos el pasado 16 de noviembre, los hermanos de la Hermandad de la Vera Cruz de Córdoba, reunidos en Cabildo Extraordinario en la casa hermandad de la corporación del Campo de la Verdad, otorgaron su visto bueno a la propuesta realizada por la Junta de Gobierno de la Hermandad, de realizar una nueva cruz para Nuestro Padre Jesús de los Reyes, el impactante nazareno que gubiase el imaginero sevillano, recientemente desaparecido, Antonio Dubé de Luque y que cada Lunes Santo camina, con su sello inconfundible, camino de la Santa Iglesia Catedral. Un proyecto que, como ya anticipamos, será ejecutado por el orfebre cordobés Manuel Valera Pérez, según ha confirmado la corporación del Campo de la Verdad. Así se ha rubricado este viernes con la firma del contrato que liga a las dos partes implicadas en el proyecto, orfebre y hermandad. 

Manuel Valera nace en Córdoba en 1966. Cursa estudios de dibujo y pintura en la Escuela de Artes y Oficios de Córdoba. Con grandes aptitudes para el diseño, se adentra en el mundo de la joyería como modelista. Desde 1990 se dedica profesionalmente al diseño de joyería, compaginándolo con distintas actividades artísticas como el diseño gráfico, la escultura, fotografía y pintura, fusionando en su obra diferentes parcelas artísticas. Ya consolidado en el mundo artístico y joyero obtiene distinciones y premios tanto a nivel local como nacional.

En 1999 incorpora a su trabajo el arte de la Orfebrería, realizando algunas obras a particulares y amigos por el simple placer de crear. Fue aproximadamente en 2002, cuando comenzó a trabajar como profesional de la Orfebrería siendo hecho destacado la Coronación Canónica de la Virgen del Valle de Sevilla, realizando la corona de oro para dicho evento. Desde entonces se le reconocen numerosos trabajos repartidos por toda Andalucía e incluso resto de España, destacando recientemente una corona para la Virgen de los Angeles, de la Hermandad de los Negritos de Sevilla. Además será el encargado de realizar la corona para la Virgen de la Paz y Esperanza de Córdoba, para su próxima Coronación pontificia. Para la Vera Cruz no será su primer trabajo, ya que fue el encargado de ejecutar una custodia en plata sobredorada, realizada en el año 2018 y donada por una familia. 

El diseño es obra del joven artista malagueño Francisco de Asís Claros López (Curro Claros), ligado desde muy joven al mundo de las cofradías y a la Semana Santa malagueña. El 85 % de las hermandades de la capital y provincia cuentan ya con alguna obra suya (orlas de cultos, diseños de enseres o patrimonio, carteles, etc.). Sus principales obras referentes al diseño son el ajuar de coronación de la Novia de Málaga, así como el de la Soledad de Mena. Varios tronos en proceso de ejecución como el de Dolores y Esperanza de Humildad y Paciencia de Málaga, o Dolores de Churriana. Es también asesor artístico de la Hermandad del Rocío de Málaga (filial de Almonte), y de la Cofradía del Rocío Coronada de Málaga. Según ha aclarado la corporación, el artista acogió con gran entusiasmo la realización del diseño de la Cruz para el Señor de los Reyes y desde un primer momento captó cuán cargada de simbolismo debía ser. 

Una Cruz de marcado carácter alegórico que representa a la Cruz como árbol de la vida. Utilizando motivos vegetales se representan la pasión, muerte y resurrección de Nuestro Señor. Con diferentes elementos iconográficos también se representa la Realeza de Cristo como Rey de Reyes. Su programa iconográfico parte desde la raíz inferior de la cual brota (primer tramo) palma y olivo. Símbolo de victoria y representando la entrada triunfal en Jerusalén y la oración en el huerto de Jesús antes de ser prendido. La rama de palma es un símbolo de la victoria, el triunfo, la paz y la vida eterna que se origina en el antiguo Oriente Próximo y el mundo mediterráneo. La palma (Phoenix) era sagrada en las religiones mesopotámicas, y en el antiguo Egipto representaba la inmortalidad.

En el cristianismo la rama de palma está asociada particularmente con el Domingo de Ramos, cuando según los cuatro evangelios canónicos se agitaron las ramas de palma en la entrada triunfal de Jesús a Jerusalén. Fue adoptada en la iconografía cristiana para representar la victoria de los mártires, o la victoria del espíritu sobre la carne. Dado que una victoria señala el fin de un conflicto o competición, la palma se convirtió en un símbolo de paz, un significado que también puede tener en el Islam donde a menudo se le asocia con el Paraíso. Las ramas de olivo son símbolo mundial de la paz. Por otra parte, en la historia del arca de Noé en la Biblia, el retorno de una paloma con una rama de olivo significaba que las aguas del diluvio estaban retrocediendo.

Un segundo tramo compuesto por Rosas, rosas de pasión (la pasión de Nuestro Señor). La supervivencia de la Rosa de Sarón. Según la historia, sarón es la llanura fértil, que debido a la evolución de las dunas de arena pasó de ser una tierra de cultivo y pastoreo a ser un desierto árido y seco. De aquí el fuerte significado de la Rosa de Sarón y el Lirio de los Valles en la Biblia, donde son el reflejo de sobrevivir a las adversidades. En una tierra hostil, carente de fertilidad, dos hermosas flores crecen sin problemas, conservando su aroma y su belleza. Luchando contra la falta de agua y el ardiente sol, que intenta marchitarse. Por otro lado, la Rosa de Sarón crece en Israel y se representa en la Biblia como la figura de Jesucristo, que creció y sobrevivió rodeado de espinas, igual que una rosa, manteniendo su belleza y su esencia. El mensaje que se quiere lanzar con la presencia de la Rosa de Sarón en la Biblia, es ser capaz de superar y sobrevivir a las adversidades de la vida, donde los problemas o los inconvenientes sólo deben ser las espinas de una rosa.

Un tercer tramo basado en (la muerte de Nuestro Señor Jesucristo) espinos y cardos. En la Tierra Santa es abundantísima la cantidad de arbustos de Cardo. Los soldados romanos pusieron en la cabeza del Señor Jesús una corona tejida de Espinosa. Metafóricamente, se utiliza el término para señalar aquello que punzándonos se convierte en algo molestoso o de gran dolor. Con ello queremos simbolizar el dolor, el desgarro y la amargura de la muerte. Tanto el patíbulo de la Cruz como la parte superior del estípite de la misma hacen clara alusión a la Gloria de Nuestro Señor, que mediante la vegetación nos ilustra la victoria de la vida sobre la muerte… la pureza (azucenas), la victoria (laurel) y por último espigas y vid, sangre y cuerpo de Nuestro Señor en el sacramento del altar. En la cruceta figura un resplandor que a modo de rompimiento de Gloria con querubines queda envuelta con la leyenda PER ME REGES REGNANT.

Los diferentes tramos iconográficos que se distribuyen por la Cruz y que se han descrito, se separan con unos broches a cuatro caras en los que se representan los símbolos de las doce tribus de Israel y se alternan con símbolos de la Realeza. Las alusiones a la Realeza de Jesús se culminan con cuatro coronas reales en cada uno de los extremos de la Cruz. La Cruz estará realizada en su base en madera color caoba, plata (elementos vegetales), piedras preciosas (flor de cardo, rosa de pasión, aceitunas, uvas, azucenas… ) y marfil (cabezas de querubines, símbolos de las tribus de Israel y símbolos de la realeza).

 

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup

Color de fondo
Redimensionar imagen